CIUDAD MCY.-Armonía Caos es el título de la primera exposición que en sus 20 años de carrera el artista plástico Iván Romero exhibe dentro de un museo, en los espacios de la Sala 5 del Alejandro Otero (MAO), ubicado en La Rinconada, Caracas, donde permanecerá hasta mediados de febrero, aproximadamente.
En esta propuesta, que contó con la curaduría del investigador Jhonny Fung, se comprimen los últimos cinco años de trabajo de Romero, lapso durante el cual se ha concentrado en el paisaje natural, en ambientes marinos y lugares boscosos, reinterpretados en un lenguaje plástico abstracto, a veces con sombras figurativas en algunas de las piezas.

Dicha muestra, caracterizada por un planteamiento curatorial dinámico, está dividida en dos etapas.

Desde un primer instante, que se inició el pasado noviembre, el espacio está ocupado por el momento Armonía, configurado con unas diez obras de gran formato, descritas por el artista como sutiles y cálidas, acordes con el primer concepto incluido en el título.

Posteriormente, a mediados de este mes, la exposición mutará y dará lugar al momento Caos, para el cual fueron seleccionadas seis piezas de formato múltiple, creadas para ser mostradas en conjunto y que debieron reconfigurarse para poder entrar en la sala.

Para darle aún mayor dinamismo a la muestra, se instaló en la sala un taller en el que las visitantes y los visitantes pueden observar, en vivo, el proceso creativo de Iván Romero.

Según comentó el artista en conversación con el Correo del Orinoco, muy probablemente la planificación cambie, con la inclusión en la muestra de las obras que surjan in situ, al calor de la propia muestra, dentro del taller en sala. De tal manera que existe la posibilidad de que una o varias de las seis piezas seleccionadas para Caos sea sustituida por alguna obra que nazca en plena sala.

Por el medio ambiente
También forma parte de la exposición un material audiovisual compuesto por fotografías y fragmentos de video que registran y dan cuenta del proceso creativo de Iván Romero en el taller desde los últimos siete años.

Igualmente, la propuesta se complementa con la exhibición de un estudio, que es en sí misma una serie terminada, bajo el título Nevada en Margarita, formada por fotografías intervenidas con acrílico.
“Aquí hago una relación al recalentamiento global, al cambio climático. Planteo, desde una metáfora, una idea poética que en algún momento en Margarita caerá una nevada. Creo que no estamos exentos de ello, porque hace poco cayó una nevada en el Sahara. Si seguimos contaminando, dañando al planeta de la forma como lo estamos haciendo, es posible que lleguemos a algo como eso”, denunció el artista.

Información CORREO DEL ORINOCO