Múltiples protestas se registraron en Honduras en rechazo a la investidura de Hernández, quien además es acusado de por fraude por la oposición | FOTO CORTESÍA

CIUDAD MCY.- El presidente Juan Orlando Hernández fue investido para un segundo mandato consecutivo en Honduras, mientras que la oposición llamó a sus partidarios a “asistir” al Estadio de la capital para manifestar su rechazo.

Hernández recibió la banda presidencial en una sesión del Congreso en el Estadio Nacional en Tegucigalpa, la capital. El lugar estaba colmado de simpatizantes y fuertemente resguardado debido a las manifestaciones de la oposición.

Durante su ceremonia de juramentación prometió ser “fiel a la República, cumplir y hacer cumplir la Constitución y sus leyes”. Sin embargo, la oposición lo acusa de haber establecido una “dictadura” en Honduras, después de postularse a la reelección y de que en las elecciones se cometiera fraude a su favor. Hernández se postuló pese a la prohibición constitucional contra la reelección, gracias a un fallo de la Corte Suprema de Justicia.

En varios puntos de la capital, los manifestantes salieron a las calles para protestar por su reelección y la policía los reprimió con gases lacrimógenos.

El Estadio Nacional estaba rodeado por varios anillos de seguridad con policías y militares desde 500 metros alrededor del recinto deportivo.

Por otra parte, Hernández se comprometió a “desarrollar un proceso de reconciliación” en el país, impulsando “un diálogo abierto y sin barreras”, aunque su rival electoral, el candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, no lo reconoce como presidente y dice que solo dialogará con él sobre una nueva votación.

Información HISPANTV