CIUDAD MCY.-La Unión Europea (UE) lamentó, este viernes, la desaparición de al menos 90 migrantes tras un naufragio cerca de las costas de Libia y prometió la continuidad de las labores de rescate en el mar Mediterráneo.

En declaraciones a la prensa, la portavoz del departamento de Relaciones Exteriores y Políticas de Seguridad, Catherine Ray, afirmó que «cada vida que se pierde es demasiado» y reiteró la voluntad de incrementar las acciones contra las redes de tráfico humano.

Según un reporte de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la embarcación naufragó cerca de la localidad de Zuwarah y la mayoría de los indocumentados que viajaban en ella procedían de Pakistán. Por el momento, sólo tres personas sobrevivieron y fueron hallados los cadáveres de otras diez.

Luego de varias iniciativas fallidas y crecientes discrepancias, la UE no ha logrado una solución adecuada a un fenómeno que tiene entre sus principales causas la violencia y la grave situación humanitaria en países de Medio Oriente y África, generadas en gran medida por acciones desestabilizadoras de las potencias occidentales.