DANTE RIVAS

¿Cómo no estar celebrando cuando tenemos tan buenas noticias? El nuevo llamado a participar en un proceso electoral es, y tiene que ser siempre, un motivo para festejar, porque representa uno de los elementos más importantes de la democracia: la garantía de que la voluntad del pueblo sea expresada periódicamente para elegir a sus gobernantes, a través de elecciones directas, secretas y universales.

Venezuela ha realizado tres comicios con masiva participación de la población en menos de un año. Primero escogieron a sus constituyentes el 30 de julio, luego a los gobernadores, el 17 de octubre, y posteriormente, el 10 de diciembre, a los alcaldes. Ahora tienen la importante e histórica tarea de elegir al Presidente de la República antes del 30 de abril.

Es muy importante destacar que este último llamado se hace en medio de un nuevo ciclo de amenazas, intromisiones y sanciones ilegítimas internacionales que sin duda han promovido los dirigentes de la oposición de forma irracional, porque no sirven para dar una verdadera solución a las situaciones que enfrentamos, sino que por el contrario, las empeoran.

Con nuestra participación demostraremos la unidad y disciplina que caracteriza a la militancia del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), iremos con un único candidato: Nicolás Maduro. La oposición, como de costumbre, irá dividida porque sus dirigentes son bipolares. Pidieron a gritos que se realizaran estos comicios y ahora que fueron anunciados, al saber que perderán, los rechazan. Es una vergüenza.

Ahora bien, los venezolanos estamos llamados a votar por la paz, la inversión social, las viviendas, la educación, las pensiones, la cultura y el deporte. Hoy más que nunca debemos consolidar esos logros que están siendo amenazados. ¡Seamos firmes!

ne.danterivas@gmail.com