Sumiré Ferrara

**“…4 de Febrero de 1992: Un relámpago en la oscuridad reinante…”. Hugo Chávez.

Los hombres y las mujeres de la Revolución socialista nos enfilamos este domingo en Caracas para conmemorar los 26 años de la rebelión cívico-militar del 4 de febrero de 1992, y también para recordar aquel corto mensaje que cambió para siempre el rumbo de nuestra amada Venezuela: “Compañeros, lamentablemente, Por Ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital; es decir, nosotros aquí en Caracas no logramos controlar el poder” (…) “vendrán nuevas situaciones”. Sin duda alguna, fue una transmisión que representaba para los apátridas un rotundo fracaso del movimiento revolucionario, pues el objetivo era desmovilizar las fuerzas del Zulia, Carabobo y Aragua. Sin embargo, las sabias palabras del Gigante se centraron en un sereno saludo para el pueblo, en felicitar a todos sus compañeros de lucha, en admitir la derrota de sus acciones con un marcado “Por Ahora”, asumir su responsabilidad en el alzamiento, rescatar para siempre la dignidad nacional y, finalmente, en anunciar una lucha sin rendición contra el enemigo que no cree en la justicia, ni en la igualdad. Por ello, seguimos luchando sin descanso hasta abrir el camino definitivo hacia el sendero de la Revolución Bolivariana, de la Revolución socialista.

Con el mismo fervor patrio de esta fecha memorable, recibimos el mes de la juventud revolucionaria. Un febrero definitivamente histórico que el pueblo venezolano, aragüeño y en especial el victoriano espera con la fuerza combativa del General José Félix Ribas, del Libertador Simón Bolívar y del Comandante Supremo Hugo Rafael Chávez Frías para conmemorar la Batalla de La Victoria y celebrar el Día de la Juventud victoriosa, llamada hace 204 años no solo a defender el suelo de la Patria y mostrar su omnipotencia, sino también a poner la mente y el alma en el proyecto del Líder Eterno, sin olvidar que el compromiso es el mismo del 12 de febrero de 1814, y la misión: vencer al enemigo que se opone a un poder popular juvenil que bajo los principios de solidaridad y equidad lucha por la Patria socialista. Resguardemos el protagonismo de nuestros muchachos y muchachas que, con entusiasmo, vitalidad y pureza, tienen una destacada participación en el desarrollo político y social de esta tierra de vencedores. Son ellos la fuerza para vencer a todo José Tómas Boves que venga por el camino fascista a quitarnos la paz y la estabilidad alcanzada. Son ellos los hijos y las hijas de Bolívar, de Ribas y Chávez. Son ellos los que garantizan el futuro de la Patria, del pueblo. Junto a nuestra juventud sigamos defendiendo la Revolución que lidera nuestro presidente Nicolás Maduro Moros, mi Revolución. ¡Que Viva la República! ¡Que viva la Juventud Patriota!
“Juventud, Juventud, Juventud, divino tesoro”

@SumiréFerrara/mujeryrevolucionaragua@gmail.com