FOTOS CORTESÍA.

CIUDAD MCY.- El Plan Agroindustrial Penitenciario activado este lunes en el estado Aragua, zona centro norte del país, potenciará las capacidades productivas en comunidades, a través del trabajo conjunto entre el pueblo organizado y los privados de libertad.

El director general del Ministerio para el Servicio Penitenciario, Cristian Hurtado, destacó desde la Base de Misiones La Esperanza, en el sector San Vicente, municipio Girardot, que el plan arrancó en la entidad y otros estados del país, como parte de la segunda fase del Plan Ecosocialista Hogares de Paz, impulsado desde 2017, para lograr la recuperación de espacios en las comunidades y el levantamiento de proyectos productivos.

Precisó que en los espacios de esta Base de Misiones se ha logrado la creación de una unidad productiva, que cuenta con la cría de mil 200 pollos de engorde y 40 cerdos, para alcanzar la meta de producción de unos 100 animales, así como el cultivo de maíz, caraota, berenjena, yuca, patilla y plátano.

Informó que en el proyecto participan unos 20 privados de libertad del Complejo Penitenciario de Aragua, junto a miembros del Poder Popular y la Fundación Somos del Barrio.

“Este ha sido un lanzamiento realizado de la mano con la comunidad, los CLAP (Comités Locales de Abastecimiento y Producción). Tenemos 66 CLAP en San Vicente que permiten la distribución de los alimentos para esta comunidad”, agregó.

Hurtado explicó que además de impulsar las capacidades productivas en las comunidades, el plan tiene como objetivo principal fomentar la trasformación de los privados de libertad en hombres nuevos que tienen la oportunidad de ser reinsertados en la sociedad.

Asimismo, se tiene previsto la ejecución de un muelle agroturístico, en las riberas del lago Los Tacarigua, a fin de potenciar el desarrollo turístico. “Estamos en la fase de recuperación y limpieza de estos espacios”, aseveró.

El director general del Ministerio para el Servicio Penitenciario indicó que el plan comprende además la construcción y el mejoramiento de viviendas en la localidad, de forma articulada con la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) y la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor.

El plan ha sido activado de forma simultánea en los estados Miranda Guárico, Trujillo y Portuguesa.

Jesús Guerrero, uno de los jóvenes privados de libertad que se sumó a este plan, destacó que esta es una nueva oportunidad que brinda el Gobierno nacional a las personas que desean ser nuevamente aceptados en la sociedad como hombres de bien y productivos.

“Venimos trabajando para la comunidad en lo que es este plan de siembra, la cría de cerdos y pollos. Le doy gracias al Gobierno y a mi Dios Todopoderoso por lo que está haciendo por nosotros, ya que a pesar de que somos pecadores hemos tenido fallas como seres humanos. Vamos a seguir hacia adelante y somos unos nuevos hombres”, manifestó.

Guerrero, de 29 años de edad, también enfatizó que participar en este plan ha sido una experiencia gratificante, ya que ha recibido el respaldo de toda la comunidad y es una nueva manera de ver la vida.

“La vida hay que valorarla. Esto nos permite convertirnos en nuevas personas y hemos aprendido lo que es el trabajo. Ese tiempo perdido tenemos que recuperarlo”, dijo.

Información AVN