CIUDAD MCY.-En aras de intercambiar experiencias y conocimientos relacionados a la producción de semillas de caraotas, el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA) desarrolló una actividad que integró el uso de insumos biológicos en pro de minimizar la utilización de agroquímicos en los terrenos usados para tales fines.

Al respecto, Nohelia Rodríguez, coordinadora de Fiscalización y Contraloría Social de la Gerencia de Participación y Desarrollo Comunitario del INIA, explicó que la actividad permitió abordar temas estratégicos en la utilización de la semilla de la referida leguminosa. Entre ellos destacan, la soberanía alimentaria, aspectos agronómicos y el funcionamiento de las casas de cultivo.

De igual forma, se pudo conocer el manejo integrado de enfermedades e insectos-plagas en la producción de la semilla, lo que impulsa el uso de insumos biológicos en cada producción. Asimismo, la servidora pública destacó que las casas de cultivo representan una alternativa ventajosa para producir y obtener semillas genéticas de alta calidad. “Debido a la guerra económica inducida a la que nos estamos enfrentando hemos aprovechado de manera eficaz esta ventaja, sembrando tres ciclos anuales para la producción de semillas, garantizando la pureza genética del material” detalló.

Las casas de cultivo se están utilizando para aumentar las líneas avanzadas del rubro, para posteriormente realizar los cruzamientos dirigidos en los Programas de Mejoramiento Genético, obteniendo así, materiales nuevos y mejorados.

En este sentido, Rodríguez mencionó que es necesario cumplir estrictamente las normas de producción de semillas para garantizar la calidad de las mismas. “Otra de las ventajas de las casas de cultivo es que se puede obtener mayor rendimiento en menor área, en este caso obtenemos 40 kg por casa de cultivo, debido a que las condiciones de las mismas se prestan para que la planta de caraota tenga un hábito de crecimiento indeterminado y persiga una producción más alta” finalizó.