CIUDAD MCY.- La fuerza avasallante de los jóvenes venezolanos que han tenido un papel protagónico en la historia de Venezuela, y que es ejemplo para la juventud actual, se mostró aquel 12 de febrero de 1814, cuando en las riveras de La Victoria, José Félix Ribas con jóvenes del Seminario y de la Universidad de Caracas se cubrieron de gloria al derrotar a Boves y Morales.

Luego de dejar protegida a Caracas con la construcción de una ciudadela formada por 25 manzanas alrededor de la Plaza Mayor, Ribas reúne un puñado de jóvenes inexpertos en el uso del fusil, los armó y con el coraje inspirado en la defensa de la Patria, contando con apenas mil 500 soldados, marcha a La Victoria a enfrentarse a las tropas Realistas, que tenían unos 2 mil 500 hombres.

La batalla inició a las 8:00 am y cuando ya empezaba a oscurecer, los patriotas estaban resistiendo los ataques de Morales; ante esta amenaza Ribas, cargado de este ejército valiente, decidió hacerle frente. “En esta jornada que será memorable, ni aún podemos optar entre vencer o morir: ¡necesario es vencer! ¡Viva la República!”, gritó a los jóvenes, mientras luchaban fortaleciendo de esta manera el espíritu de cada uno de sus seguidores, cuando apareció Vicente Campo Elías con un valioso refuerzo de 220 soldados, lo cual fue suficiente para que con el empuje de Mariano Montilla, Cedeño, los hermanos Padrón, Campo Elías y Ribas, se obtuviera triunfo.

Unos 100 patriotas murieron, entre ellos el coronel Rivas Dávila y por la diferencia numérica existente entre ambos bandos era imposible que ganaran los patriotas; sin embargo, el coraje y el encendido fervor de Ribas, así como el oportuno auxilio de Campo Elías alcanzaron el triunfo de la juventud que de forma heroica se sacrificó en esa ofensiva que impidió que los realistas continuaran su recorrido.

Como estímulo a esos jóvenes, Bolívar otorgó al hijo de José Félix Ribas, que en aquel momento tenía trece años, el título de Capitán vivo y efectivo de Infantería de Línea, y ese mismo día el Libertador, que estaba en Valencia, en una emocionada proclama, tituló a José Félix Ribas “El Vencedor de los Tiranos en La Victoria”
Es por esa razón que el 10 de febrero de 1947, la Asamblea Constituyente Decretó celebrar el 12 de febrero como Día de la Juventud.

Desde entonces, los actos conmemorativos se realizan en la Plaza José Félix Ribas de La Victoria, donde se construyó el monumento creado por el escultor Eloy Palacios, integrado por él y varios jóvenes que reciben instrucciones sobre el manejo del fusil y que fue inaugurado el 13 de febrero de 1895.

LUZMAVIAL ALVARADO