Desde hace 147 años, cada martes de Carnaval, el Entierro de la Hamaca recorre las calles del barrio San Millán hasta el casco de Puerto Cabello

CIUDAD MCY.-Cultores de Puerto Cabello, en el estado Carabobo, recibieron este martes de Carnaval el documento que certifica como Bien de Interés Cultural de la Nación al tradicional Baile de la Hamaca, también llamado Entierro de la Hamaca.

El documento fue entregado por el ministro de Cultura, Ernesto Villegas, al cultor German Villanueva y sus compañeros en el barrio San Millán.

“En Venezuela son nuestras diferentes manifestaciones culturales, como esta de la Hamaca, las que nos hacen encontrarnos con nuestra venezolanidad y esa fortaleza espiritual y cultural nos ayudará a superar cualquier obstáculo que nos quieran sembrar”, expresó el ministro, reseñado por su despacho en Twitter.

Villegas, además, dijo que al asumir la cultura como principal escudo protector de la Patria, se fomenta que “los niños y las niñas crezcan identificados con la nación venezolana”.

El Baile de la Hamaca –el cual fue traído por inmigrantes curazoleños– se realiza desde hace 147 años en Puerto Cabello, y representa una tragicomedia que comienza con la muerte de un miembro muy querido de la aldea, que produce celos entre los hombres porque sus mujeres lo lloran.

Durante la noche del lunes de Carnaval, el difunto es velado por todos los aldeanos, y mientras esto sucede los tambores, como instrumento típico de la región porteña, no paran de sonar invitando al baile y la danza entre los asistentes.

Al día siguiente, al mediodía, el difunto se coloca en una hamaca adornada con flores para llevarlo a su entierro, en un trayecto marcado por el grito “¡Ya se murió! ¡Hay que enterrarla!”. Las mujeres danzan y los hombres combaten con palos de vera, celosos por el pesar entre sus esposas.

Los sanmillaneros, gentilicio del popular barrio, han reiterado que mantendrán esta celebración de generación en generación.