CIUDAD MCY.- Una vez más queda demostrado que la oposición no quiere diálogo al permitir que la injerencia de factores extranjeros le impidiera suscribir el Acuerdo de Convivencia Democrática por Venezuela con el Gobierno para promover la paz y estabilidad en el país, indicó este domingo el periodista José Vicente Rangel.

“Fue patético por ejemplo como una llamada desde Bogotá, del presidente Juan Manuel Santos, un factor ausente a lo largo de las conversaciones, hiciera que Julio Borges, impidiera que la delegación de la MUD firmara el documento; imponiéndoles una línea de mantener a Venezuela en la violencia y perseverar hasta derrocar al gobierno constitucional del presidente Maduro”, expresó durante la transmisión de su programa José Vicente Hoy.

Lamentó que los actores de la derecha venezolana se sirvan del diálogo para manipular y ocultar la agenda violenta y desestabilizadora que quieren activar el país.

Señaló que el llamado al diálogo ha sido una constante y recordó que la voluntad del comandante Hugo Chávez, de tender su mano al entendimiento con la dereca aún en las condiciones políticas más difíciles.

Asimismo, planteó que el presidente Nicolás Maduro a pesar de los ataques y conspiraciones por parte de los dirigentes de la oposición, ha reaccionado como un mandatario respetuoso de la constitución invocando siempre al diálogo.

“Pero como para dialogar se necesitan interlocutores, el chavismo y su gobierno no lo han tenido en la oposición”, condenó el periodista.

Información AVN