CIUDAD MCY.- Entre agosto de 2017 y enero de 2018, un total de 14 fiscales del Ministerio Público (MP) fueron puestos a la orden de la justicia por prácticas delictivas, entre ellas la extorsión, el tráfico de influencia y el abuso de poder.

Al respecto, el fiscal general, Tarek William Saab, indicó que la actuación de esos funcionarios se inscribe en las acciones promovidas por Luisa Ortega Díaz, quien aupó la inacción en el seno del órgano del Poder Ciudadano.

“En la gestión anterior se trabajó más para el beneficio de un grupo y no para la nación venezolana, El MP estaba ganado para la impunidad, para la complicidad de los grandes delitos”, cuestionó este miércoles, cuando presentó ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) un balance de sus cinco primeros meses de gestión.

Mencionó que una vez asumido el cargo, en agosto de 2017, por decisión del órgano plenipotenciario, y ante la destitución de Luisa Ortega Díaz, hoy prófuga de la justicia, detectaron que en la gestión anterior los grandes casos de corrupción no tuvieron impulso procesal.

“Encontramos un MP que se había conformado en un cartel de extorsión que cobraba tarifas en moneda extranjera por evitar una imputación, una acusación o promover un sobreseimiento, lo cual se hacía sistemáticamente con conocimiento y participación de la exfiscal y con apoyo de escritorios jurídicos privados de los cuales ya hay procesados, imputados y acusados”, expresó.

Información AVN