Roy Daza

El pueblo venezolano tiene una ventaja muy grande frente a las fuerzas imperialistas que intentan destruir a la Nación, cuenta con el Comandante Hugo Chávez, Líder Histórico de la Revolución Bolivariana; y esa no es ninguna fantasía, ni nada que se le parezca, es que las ideas de Chávez son una realidad política; ¿por qué?, por lo que hizo y por lo que dejó planteado en el Plan de la Patria, una interpretación científica y dialéctica de la realidad nacional y mundial, y un programa que es más bien un horizonte de época.

La gente sencilla de los barrios y las urbanizaciones siente un profundo amor por Chávez, porque él se puso al lado de los “tierrúos”, de los “marginales”, de los pobres entre los pobres, y tal identificación nunca la entenderán en los pasillos de la Casa Blanca.

Los campesinos y los trabajadores saben que con Chávez se inició un “proceso” y que cuando él se fue, iba recitando Florentino y el Diablo, para que todo el mundo se acuerde que la pelea es peleando, y que la batalla está prendida, ahora más que nunca.

Los venezolanos asocian a Chávez con Bolívar, porque Chávez era auténtico, y Bolívar era un Quijote sin locura, como una vez dijo Napoleón; y es que Chávez transitó las estepas de los llanos con la música y los poemas, pero no como deleite de la “brisa de mastranto y los espejos de laguna”, sino como fuerza innata, esa que va a lo más profundo de la historia, se mueve hacia los confines del futuro y construye un presente con base en la realidad. Chávez es presente porque el imperio quiere invadir a nuestra tierra.

La gente humilde, que enfrenta las más grandes dificultades con un chiste en los labios, sabe que Chávez es unidad del pueblo y de la FANB; es Socialismo del siglo XXI, es PSUV, es Comuna y es victoria, esa que ya se anuncia desde el Cajón del Arauca.

dazaroy@gmail.com