CIUDAD MCY.- Martín Vizcarra, recién juramentado como Presidente del Perú, se comprometió a emprender una lucha contra la corrupción y lograr la estabilidad institucional.

«Seremos muy firmes en el combate contra todas las acciones que estén reñidas con la ley», expresó en su primer mensaje a la nación, luego de ser juramentado ante el Congreso peruano, instancia que este viernes aceptó la renuncia al cargo de jefe de Estado que entregó Pedro Pablo Kuczynski el pasado miércoles.

«Cualquier tipo de irregularidad cometida, será penada como corresponde. La justicia deberá actuar con independencia, responsabilidad y celeridad. Lo que ha sucedido debe marcar el punto final de una política odio y confrontación que no ha hecho otra cosa que perjudicar al país», expresó.

Una vez que recibió la banda presidencial de manos del presidente del Congreso, Luis Galarreta, el mandatario peruano planteó un pacto social para la refundación institucional del Perú e impulsar «un desarrollo equitativo, democrático e integrador».

Vizcarra anunció la conformación de un nuevo gabinete ministerial y corresponderá al presidente o la presidenta del consejo de ministros informar sobre las políticas que serán emprendidas por el nuevo gobierno.

«Nuestro horizonte es el de un país estable, con crecimiento ordenado y equitativo», planteó.

Vizcarra ocupó el cargo de vicepresidente y embajador en Canadá, bajo la gestión de Kuczynski. En la madrugada de este viernes llegó a Perú proveniente de Quebec para ser juramentado por el Congreso y sustituir de conformidad al artículo 115 de la Constitución peruana a Kuczynski, quien renunció por estar involucrado en hechos de corrupción.

Kuczynski está siendo investigado por su presunta vinculación en hechos de corrupción con la empresa brasileña Odrebrecht cuando era funcionario del entonces jefe de Estado, Alejandro Toledo, quien gobernó el país suramericano entre 2001 y 2006.

Odebrecht envió en diciembre del año pasado un reporte a la comisión Lava Jato del Congreso en el que admitió haber pagado más de 782.000 dólares a la consultora Westfield Capital, de Kuczynski, por asesorías hechas entre 2004 y 2007.En ese período Kuczynski era ministro de economía y primer ministro del gobierno del expresidente Alejandro Toledo.

Los Presidentes de Perú en los últimos 40 años han sido acusado o condenados por el delito de la corrupción, precisamante el flagelo que Vizcarra pretende combatir.

Información AVN