Pekín denunció las acciones provocativas y acusó a Washington de desestabilizar la zona y violar su soberanía FOTO CORTESÍA

CIUDAD MCY.- El Gobierno de China acusó a EEUU de haber violado su soberanía, luego de que un buque de guerra estadounidense ingresara en las aguas cerca del archipiélago de las islas Spratly, en el mar de la China Meridional, sin la autorización de las autoridades de la nación asiática.

“El acto ha violado la ley china y el derecho internacional, infringió la soberanía de China, socavó la paz, la seguridad y el orden de las aguas pertinentes, y puso en peligro las instalaciones y el personal en las islas chinas, lo que constituye una grave provocación política y militar”, anunció Hua Chuning, representante del Ministerio de Exteriores de China.

El destructor USS Mustin navegó a doce millas náuticas de distancia del arrecife de Mischief. Según la Marina de Estados Unidos, el objetivo de la operación fue garantizar “la libertad de navegación”.

Sin embargo, el mencionado arrecife forma parte del disputado archipiélago de las islas Spratly, reclamadas por China y varios países de la región de Asia y del Pacífico.

“En tales circunstancias, EEUU crea deliberadamente problemas y tensiones en el mar de China Meridional para socavar la paz y la estabilidad en la zona, eso va en contra de la voluntad de los países regionales que aspiran a la estabilidad, cooperación y desarrollo”, indicó Hua Chunying.

En los últimos dos años hubo varios casos de presencia de destructores estadounidenses cerca de las islas disputadas. EEUU suele enviar buques de guerra a las aguas del mar de China Meridional con el argumento de “mantener la seguridad”.

Información Telesur