La obra se presenta en el Playón La Cocuyera, al pie del Paseo Orinoco

CIUDAD MCY.-En sus 23 años de existencia, la obra teatral El Cristo del Orinoco se ha logrado consolidar como la mayor manifestación de fe que los feligreses del estado Bolívar realizan durante la Semana Santa.

Esta obra, interpretada por hasta 400 actores y actrices populares surgidos de las barriadas de Ciudad Bolívar y comunidades vecinas, es organizada por la Fundación Cristo del Orinoco, actualmente a cargo del cultor Ángel Fuenmayor.

Este destaca el crecimiento que ha tenido este montaje teatral que durante casi cuatro horas presenta un compendio de los últimos días de la vida de Jesús de Nazaret hasta su muerte en la cruz y su posterior resurrección.

“En un principio éramos una obra pequeña y nos costaba mucho poder reunir los recursos para pagar sonido, luces y otros gastos que conlleva una obra al aire libre de esta envergadura”, resaltó.

La colaboración de los actores, que por vocación religiosa y amor trabajaron sin descanso, ha permitido que cada día adquiera más prestigio, no solo en los habitantes del estado Bolívar, sino entre los temporadistas que vistan la entidad desde estados vecinos.

La obra se presenta en el Playón La Cocuyera, al pie del Paseo Orinoco, vialidad turística que recorre la ribera sur del río Orinoco y es uno de los principales puntos de interés de Ciudad Bolívar, pues desde allí se aprecia la belleza del Puente Angostura y de la famosa Piedra del Medio, conocida como el Orinocómetro porque en la medida en que las aguas cubren este islote rocoso se puede saber cuán profundo está el río en verano e invierno.

“En promedio en cada presentación hemos tenido unas 5 mil personas”, resaltó Fuenmayor, quien destacó que el crecimiento de la obra en tamaño, elenco y prestigio ha llevado a recibir el apoyo firme del Ministerio del Poder Popular para Cultura y la Gobernación de Bolívar, entes que además trabajan para declararla como patrimonio cultural de Venezuela.

El feligrés José Vermellán destacó que cada año al salir de la misa del Nazareno el Miércoles Santo en la iglesia San Francisco de Asís de Ciudad Bolívar se va con su familia al Paseo Orinoco para disfrutar del Cristo del Orinoco.

“Es muy ilustrativo y realmente estos actores son muy talentosos para mostrarnos y hacernos sentir el suplicio de Jesús de Nazaret y todo lo que sufrió por la humanidad en sus momentos finales y que no fue otra cosa sino una manifestación de amor divino”, apuntó.