CIUDAD MCY.- La República Bolivariana de Venezuela rechazó categóricamente el inamistoso gesto del presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, al reunirse con dirigentes de la oposición venezolana, dos de ellos prófugos de la justicia, vinculados a la comisión de delitos sancionados por la Ley Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo.

Por medio de una nota de protesta que entregó este miércoles el viceministro para Europa, Yván Gil, al embajador francés acreditado en Caracas, Romain Nadal, el Gobierno venezolano manifestó su preocupación por el apoyo otorgado por altas autoridades del país europeo a grupos extremistas, responsables del llamado a la violencia en el territorio nacional.

En este marco, Venezuela exige al ejecutivo francés respeto a la soberanía nacional, y que cese en sus pretensiones de imponer sanciones unilaterales al país caribeño, contrarias al derecho internacional.

El martes pasado, el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, protestó enérgicamente la injerencia del mandatario galo en los asuntos internos de la República Bolivariana.

Información PRENSA VICEPRESIDENCIA