Imagen referencial

CIUDAD MCY.- Desde el pasado lunes hasta el viernes, “soldados” del Ejército Productivo Obrero provenientes de diversas partes del país se reúnen en el estado Aragua para librar la “batalla productiva obrera” en la planta de gas comunal Antonio José de Sucre, ubicada en Cagua.

Las “batallas productivas obreras” son “respuestas no armadas del pueblo venezolano organizado contra la desestabilización promovida por el imperialismo”; son una política del Ministerio del Poder Popular de Industrias Básicas, Estratégicas y Socialistas (Minppibes), ejecutada por Corpivensa.

El objeto de esta iniciativa es elevar la producción de bombonas de gas doméstico para el beneficio de 95% de la población venezolana que ha sido afectada por “la guerra económica impuesta desde el exterior”, explicó el presidente de la Corporación Venezolana de Industrias Intermedias S.A. (Corpivensa), Sergio Requena.

“Nosotros con los obreros pudimos recuperar las plantas de Pdvsa en el paro petrolero, ahora no nos pueden decir que los trabajadores no podemos hacerlo nuevamente”, enfatizó Requena.

“La transformación del Estado pasa por la transformación de la clase obrera, que vino a liberar a Venezuela de la guerra económica, para que se convierta en un país potencia”, aseveró.

Las empresas participantes en este esfuerzo son De Metálica, Invepal, Alentuy, Inaf, Inces, Indorca, Carbonorca, Injerto Socialista Agroalimentario de Pdvsa Occidente, Equipetrol, Villa de Cura-Planta Madre y Villa de Cura-Refrigeración, así como un grupo de jóvenes organizados en una empresa de propiedad social que vienen de los consejos comunales de la localidad, Corpivensa, Minppibes y Pdvsa Gas Comunal (plantas General Ambrosio Plaza y 4F).

Información PRENSA CORPIVENSA