Matuidi ilusionó a la afición italiana luego que igualara la eliminatoria a los 60 minutos de juego

CIUDAD MCY.-Angustia y drama fue lo que se vivió durante la eliminatoria de 180 minutos que protagonizaron el Real Madrid y Juventus en los cuartos de final de la UEFA Champions League, y que este miércoles dio un rotundo giro de 180 grados en relación con el partido de ida disputado hace una semana.

Todo parecía indicar que con un resultado adverso (3-0) y de visita en el Santiago Bernabéu, el cuadro bianconero no podría cumplir con la épica remontada para alcanzar nuevamente la fase semifinal de la competición. Pero fútbol es fútbol.

Apenas iniciado el compromiso, el croata Mario Mandžukić generó un tenebroso escalofrío en la afición blanca al adelantar a la visita a los dos minutos, resultado impensado que descolocó al equipo merengue.

La Juventus se encimó en los siguientes minutos para achicar la distancia, pero no fue hasta la fracción 37 cuando los italianos lograron ampliar la ventaja y con otro cabezazo del croata se puso el marcador 0-2.

En la segunda mitad, el cuadro local pareció salir con mayor concentración, pero el pundonor e ímpetu lo puso la visita. El premio llegó a la hora de juego cuando un error garrafal de Keylor Navas dejó un balón suelto que aprovechó el francés Matuidi para anotar el 0-3 e igualar la eliminatoria.

No obstante, cuando ya todo indicaba que se jugaría la prórroga, una jugada muy discutida en el área juventina fue marcada como pena máxima para el Madrid. Cristiano Ronaldo fue el encargado de marcar a los 97 minutos (1-3), pero gol suficiente para inclinar el resultado global a favor de los españoles (4-3).

Real Madrid alcanza su octava semifinal consecutiva en el torneo para convertirse en el primer club en hacerlo en toda la historia de la Champions League.

Información TELESUR