CIUDAD MCY.- El papa Francisco realizó modificaciones al proceso de beatificación a través de un motu proprio publicado el martes.

 
“Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos”, reseña la Carta Apostólica en forma de Motu Proprio Maiorem hac dilectionem sobre el ofrecimiento de la vida, el cual será uno de los nuevos requisitos para la canonización.

 
Antes de la modificación, para poder considerar canonizar a alguien era necesario que la persona haya sido mártir, haya vivido una vida heroica o que haya tenido una reputación inmaculada, esta última era pocas veces usada.

 
Varios siglos han pasado desde la tercera modificación al proceso de beatificación y esta vez el papa Francisco agregó una cuarta causa.

 
Podrán ser considerados santos, quienes, además de atribuírseles un milagro, hayan vivido como católicos fieles toda su vida y que hayan aceptado una muerte prematura segura por el bien de otros.

 
En el caso de los mártires, no requieren de un milagro, ya que al morir de forma violenta por odio a su fe, son candidatos a la canonización.

 

Información TELESUR