CARLOS ANDRADE

Días rudos de desenlace nos esperan a todos los venezolanos en las próximas semanas. La situación política es agobiante. Hay, por un lado, una dirigencia opositora que incita cada vez más a los disociados fascistas a continuar con el terror en sus guarimbas disfrazadas de protestas cada vez menos pacíficas y, por el otro, un Gobierno Revolucionario luchando para impedir su derrocamiento, fin que persigue la derecha internacional y nacional.

Este domingo, Día de la Virgen del Carmen, cuando muchos pueblos y ciudades en Venezuela conmemoran a la advocación mariana con misas, primeras comuniones y fiestas, la mal llamada MUD convoca a un plebiscito sin ninguna vinculación legal con múltiples pedimentos que solo en la imaginación de las más fanáticos antichavistas creerán que podrán pasar, mientras el PSUV convoca a un simulacro de las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente para aceitar la maquinaria comicial.

Mientras esto sucede siguen las protestas fascistas en reducidos puntos de determinadas ciudades de Venezuela, que gracias a la oportuna intervención de los organismos de seguridad del Estado, cada vez son menos, permitiendo al pueblo acudir al trabajo, estudio, usar el transporte público, acudir a los servicios y a comprar medicinas y alimentos.

Por cierto, los precios de los alimentos de la cesta básica ya rayan en una grosería, el robo, la especulación y el remarcaje de precios impactan cada vez más en los bolsillos de los venezolanos, donde no se ve la gestión del Gobierno ante los constantes abusos de los comerciantes e industriales, principales ladrones que se han enriquecido robando al pueblo, echándoles la culpa al Ejecutivo, que cuando actúa contra los especuladores, estos reciben la solidaridad automática de la oposición y hasta del mismo pueblo explotado, alegando entre otras cosas la libertad de empresa. Cosa más rara sucede en Venezuela.

En síntesis, nos urge un nuevo pacto social que nos enrumbe como una sociedad donde prevalezcan los valores de solidaridad, amabilidad, desprendimiento, compañerismo y grandeza que siempre nos ha caracterizados a los bien nacidos en Venezuela. La ANC sería un buen punto de inicio para enderezar el rumbo e ir zanjando uno a uno todos los problemas que nos aquejan como sociedad.

**Ayer salió en una entrevista la expresidenta del Cleba, Fanny García, antigua mandamás del PSUV en Maracay, quien junto a su consorte, Humberto Prieto, en su momento alcalde de Girardot, se ufanaban de ser más chavistas y revolucionarios. Ahora despotrica de la ANC y lo hace como secretaria de organización del partido Avanzada Progresista. Otra traidora que salta la talanquera, personas que le regalamos a la oposición con todo y estuche.

**La nueva directiva regional de Pdvsa Gas Comunal sigue dando la batalla contra los especuladores en Aragua. Gracias al trabajo articulado con el Poder Popular, la gerente Sinamaica Castro y su equipo político conformado por Miguel Calderón, Higinio Herrera, Hernán Zapata junto a valiosos trabajadores de la empresa gasífera, adelantan un plan para atender a las comunidades que cuentan con el apoyo de la FANB y la ZODI Aragua, ante el constante saboteo interno y externo de personas que quieren dejar sin gas a los hogares aragüeños.

**Continúa la Zona Norte de Maracay sufriendo por el servicio de Aseo Urbano. Por el plan de contingencia de la Alcaldía de Girardot no se está cumpliendo en las comunidades de El Castaño donde toca pasar el servicio los días sábado, situación que se empeora por los trancazos guarimberos que impiden el paso de los camiones recolectores.