Marcha realizada en Quito, contra la violencia en la frontera norte de Ecuador FOTO RT

CIUDAD MCY.-Hace 17 días fue confirmado el secuestro de Oscar Villacís y Katty Velasco en frontera con Colombia, por parte del Frente Oliver Sinisterra, liderado por alias “Guacho”, Walter Artízala, un presunto disidente de las FARC.

Hasta ahora, la única prueba de vida que se ha tenido es un video enviado por el grupo que lidera “Guacho” y se ve a Oscar y Katty encadenados y dando un mensaje al presidente ecuatoriano, Lenín Moreno: “Que no nos pase lo que les pasó a los periodistas –del diario El Comercio–. Nosotros tenemos hijos, tenemos familia que ir a ver al Ecuador. No tenemos nada que ver en esta guerra. Señor presidente, dele lo que ellos quieran”, expresó, vigilado por sus captores.

Mientras, familiares y amigos de Oscar y Katty siguen realizando plantones frente al Palacio de Carondelet, para exigir la liberación con vida de los secuestrados y que el Gobierno rompa el silencio sobre su situación o lo que están haciendo para recuperarlos.

CUERPOS SIN ENTREGAR
También están los reclamos para la recuperación de los cuerpos del periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra, trabajadores del diario El Comercio, secuestrados el 26 de marzo en Mataje; luego de 18 días se conoció que fueron asesinados.

En un comunicado, “Guacho” pidió “hacer un corredor humanitario en la frontera ecuatoriana, para poder hacer entrega de los cuerpos de los periodistas”; es decir, el despeje militar de un área específica.
Pero a la fecha no se ha informado desde el Gobierno sobre alguna negociación con el grupo disidente para la recuperación de los cadáveres.