Una de las actuales peticiones de la mayoría del pueblo nicaragüense es que cese la violencia en la nación FOTO CIUDAD CCS

***La Comisión Interamericana de Derechos Humanos reiteró su disposición para observar en terreno la situación tras las recientes protestas en el país

CIUDAD MCY.-La vicepresidenta de la República, Rosario Murillo, aseguró que el Gobierno de Nicaragua tiene “absoluta disposición” de acudir a la mesa de diálogo nacional “sin limitaciones” y “con el corazón abierto” para superar la crisis desatada tras varias protestas violentas, que han dejado más de una decena de muertos.

Murillo agradeció a la Conferencia Episcopal su convocatoria al diálogo nacional, por llamar al pueblo a intensificar la oración y a pedir la luz del Divino Espíritu.

“Nos llena de fortaleza su participación, convocatoria y esa disposición de acompañar a nuestro pueblo en estos caminos de búsqueda de la estabilidad, del bien común, del diálogo y el encuentro para fortalecer la paz”, aseveró.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también reiteró al Gobierno nicaragüense su disposición para observar en terreno la situación tras las recientes protestas en el país.

“A la luz del reclamo que la sociedad civil y los estudiantes han manifestado ante las propuestas del Estado, la CIDH reitera de manera categórica la solicitud de anunciar una visita de trabajo con el fin de verificar los hechos acontecidos, así como las medidas adoptadas para la protección y garantía de los derechos humanos en el país”, señalaron por medio de una nota de prensa.

Nicaragua fue escenario de protestas violentas que iniciaron por reclamos a unas medidas de seguridad social y continuaron a pesar de que el mandatario Daniel Ortega revocó su decisión y llamó al diálogo.