La organización espera que las autoridades nieguen definitivamente el otorgamiento de permisos para sembrar granos transgénicos

CIUDAD MCY.- La acción colectiva impulsada por asociaciones civiles y académicas agrupadas en la Organización Colectividad del Maíz verá luz después de cuatro años de litigios, pues se encuentra en fase de presentación de pruebas el juicio federal de acción colectiva impulsado en 2013 en contra de la siembra de maíz transgénico en México.

 
Según los representantes de la Colectividad del Maíz, “se ha abierto el debate judicial” sobre si la siembra de ese grano genéticamente modificado “acarreará daños a la biodiversidad y a la salud humana”.

 
El comunicado difundido el miércoles por las organizaciones y especialistas que hicieron la denuncia colectiva y que están a la espera de que sus pruebas sean aceptadas por los tribunales, sostiene que las próximas semanas “serán cruciales para conocer cuál será el futuro del maíz transgénico en México”.

 
El representante de Colectividad del Maíz, el abogado René Sánchez Galindo, aclaró que es la primera vez en la historia de los organismos genéticamente modificados (OGM) que unos de sus cultivos alterados serán sometidos a juicio en toda una nación.

 
“Tribunales mexicanos, después de cuatro años de impugnaciones, han abierto el debate judicial sobre si su siembra acarreará daños a la biodiversidad y a la salud humana en el territorio que es centro de origen mundial del maíz”, explicó la organización en un comunicado.

 
La organización subrayó que en el juicio no solo se estudiará cada zona de cultivo, sino también los daños que ocasionan a larga distancia y entre las diferentes regiones.

 
Además, esperan que las autoridades nieguen el otorgamiento de permisos para sembrar granos transgénicos y que se exprese que la liberación o siembra de maíz modificado daña el derecho humano a la diversidad biológica de las especies nativas, de las generaciones presentes y futuras.

 

Información TELESUR