CIUDAD MCY.-“EEUU y sus aliados no pueden limitar los recursos legales de Irán para la defensa, incluido nuestro sistema de misiles que fueron desarrollados para portar armas convencionales habida cuenta de la amarga experiencia de la guerra impuesta (entre Irán e Irak)”, dice un comunicado.
El texto subraya que semejante comportamiento viola las normas del derecho internacional, en particular el artículo 51 de la Carta de la ONU sobre el derecho de legítima defensa.

Al comentar los temores de varios países de Occidente y de Oriente Próximo, relacionados con supuesta “injerencia” de Irán en la región, el Gobierno subrayó que la presencia iraní en Irak y Siria es legítima, y su apoyo a Bagdad y Damasco contribuye a la lucha contra el extremismo.

El martes, el presidente norteamericano, Donald Trump, anunció que EEUU se retira del PAIC, el acuerdo firmado en 2015 por Irán y Rusia, Estados Unidos, el Reino Unido, China, Francia, Alemania y la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

El líder estadounidense, quien también ordenó restablecer “al máximo” las sanciones contra Irán, justificó la medida acusando a Teherán de seguir desarrollando armamento nuclear, pese a que tanto el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), como el resto de los firmantes del acuerdo, aseguran lo contrario.