CIUDAD MCY.- En Estados Unidos, las estadísticas demuestran que aproximadamente un centenar de personas mueren diariamente por sobredosis de opiáceos, mientras que el número de jóvenes hospitalizados por esta causa se ha multiplicado desde el 2004.

Un reciente estudio demostró que la exposición de los menores a este tipo de medicamentos (analgésicos recetados) es alta y no solo entre los diagnosticados. La cifra de niños admitidos en hospitales por sobredosis de opiáceos casi se duplicó a 1.504 pacientes entre 2012 y 2015.
El presidente estadounidense, Donald Trump, en Manchester. 19 de marzo de 2018. Trump propone pena de muerte para los grandes traficantes de opiáceos

Elvis Rosado, maestro en prevención, lleva más de 26 años sin consumir drogas, y asegura que hay personas que empiezan a los 12 años y poca gente lo sabe. Los dentistas son los que más recetas de opiáceos dan a los jóvenes de 12 a 18 años en lugar de “medicamentos más débiles”, subraya.
Prevención y acción

En su opinión, la prevención es vital pero también lo es la acción, incluso cuando todo parece inevitable. Es por ello que existe un ‘kit’ con la medicación necesaria para evitar la muerte a personas con sobredosis.

“Al menos 86 personas han revivido como resultado de nuestros entrenamientos. La sobredosis ahora se ha convertido en la principal causa de muerte entre los estadounidenses menores de 50 años”, afirma Jenny Roberts, directora de la fundación Chris Atwood.

Pese a los anuncios públicos del Gobierno por atajar el problema, los médicos creen que se debe abordar desde un enfoque más integral y preventivo. No solo pagar cuando existe la adicción sino educar para que no suceda.

Información Actualidad RT