CIUDAD MCY.- En medio del rechazo de la mayor parte de la comunidad internacional, Estados Unidos trasladó este lunes oficialmente su embajada en Israel desde Tel Aviv a Jerusalén, como parte de una medida unilateral del gobierno de Donald Trump.

De acuerdo con información publicada por Prensa Latina (PL), aunque el presidente estadounidense decidió no asistir a la ceremonia, Washington envió una delegación integrada por secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el subsecretario de Estado, John Sullivan.

Asimismo, asistió la hija de Trump, Ivanka, y su esposo, Jared Kushner, ambos asesores de la Casa Blanca.

De momento la representación diplomática norteamericana funcionará dentro del consulado estadounidense existente en Jerusalén a la espera de edificar una sede totalmente nueva, refiere la nota de PL.

La ceremonia de apertura de la embajada se efectúa en ocasión del 70 aniversario de la creación del estado de Israel, que para el pueblo palestino significó el inicio del inicio del éxodo forzoso de unos 750 mil nacionales de sus tierras ancestrales

De acuerdo con Telesur, diversos países y organizaciones condenaron el traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén.

Su inauguración despertó masivas protestas en la zona fronteriza de la Franja de Gaza, que fueron reprimidas por las fuerzas de seguridad israelíes. La acción dejó al menos 52 muertos y 2.410 heridos, hasta el momento.

El ministro de exteriores Francés, Jean-Yves Le Drian, expresó a través de un comunicado que “Francia no apoya la decisión estadounidense de trasladar la Embajada de EEUU en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, lo que previamente comunicó en varias ocasiones el presidente de la república”.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, afirmó que el estatus de Jerusalén y su destino debe decidirse mediante el diálogo entre el Israel y Palestina.

“Estamos convencidos de que no se puede revisar de esa forma, de manera unilateral, los acuerdos logrados por la comunidad internacional”, expresó Lavrov, quien ratificó su condena a esta decisión unilateral.

El ministro de Asuntos Exteriores de Egipto, Sameh Shukri, tras sostener una reunión con el canciller ruso en Moscú, afirmó que esta acción “obstaculiza el proceso de paz, y creo que esta decisión tendrá consecuencias para el proceso de paz, así como para la posibilidad de reanudar el diálogo entre las dos partes para llegar a una decisión final”.

La Confederación Palestina Latinoamericana y del Caribe (Coplac) expresó en un comunicado que la acción norteamericana “constituye un acto absolutamente repudiable y condenable” y aseguró que viola la ley internacional y socava cualquier perspectiva de paz.

Información AVN