Alumifenix ha incorporado a su plantilla de trabajadores a jóvenes del Plan Chamba Juvenil FOTO RICHIT SOSA

CIUDAD MCY.- Atendiendo el llamado realizado por el Gobierno Bolivariano de impulsar un nuevo modelo económico, el cual deberá estar sustentado en la producción social, a fin de romper de una vez por todas con el modelo rentista, los trabajadores y trabajadoras de la empresa Aluminfenix decidieron sumarse a dicha iniciativa.

Vale resaltar que la empresa fue creada en el año 1974, cuando un grupo de obreros, trabajadores del aluminio, fueron despedidos de una fábrica de ollas que existía en Maracay. Para ese momento, alrededor de 17 hombres tuvieron la iniciativa de integrarse y conformar una nueva empresa que hoy, gracias al apoyo del Gobierno revolucionario, les ha brindado las herramientas necesarias para seguir impulsando una “producción hecha en Venezuela”.

Amarilis Sevilla, coordinadora de Desarrollo Social de Alumifenix, explicó que desde el inicio de la Revolución se interesaron en el nuevo sistema económico propuesto. “HGoy orgullosamente podemos ver los frutos de trabajar bajo la figura de Empresa de Producción Social, lo que entre otros aspectos nos ha permitido consolidar un modelo económico basado en una nueva ideología socioproductiva”, destacó.

Sevilla detalló que esta empresa se encarga de la elaboración de productos derivados del aluminio como ollas, torteras y vasos, entre otros utensilios, al tiempo que se han encargado de crear una red productiva, la cual se ha ido expandiendo, creando de este modo otras organizaciones socioproductivas que requieren de procesos como la fundición.

Cabe señalar que esta empresa distribuye los productos elaborados desde el municipio Francisco Linares Alcántara, exactamente desde el sector Santa Rita, donde mujeres y hombres hoy conforman una gran familia de trabajadores, hacia otras jurisdicciones de la entidad. “Desde el municipio Francisco Linares Alcántara, la empresa ha desarrollado una serie de trabajos comunitarios, los cuales se desarrollan con el apoyo del Ejecutivo local y regional”, expresó.

La coordinadora además subrayó que la gama de productos fabricados por Aluminfenix se dividen en dos: domésticos e industriales, lo que les ha facilitado la comercialización de la producción en la red de tiendas del hogar de Pdval.

“Actualmente distribuimos alrededor de 63 productos, en los cuales se refleja la concreción de ideas innovadoras, que han permitido impulsar esta empresa socialista”, manifestó.

Los productos fabricados por Alumifenix también son comercializados en otros estados del país, entre ellos Zulia y Táchira. De igual forma, se ha surtido a la Corporación Nacional de Alimentación Escolar (Cenae) y a dependencias de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Asimismo, con la finalidad de cumplir con la incorporación de la población juvenil a las actividades productivas, Sevilla informó que a la empresa también se ha sumado al Plan Chamba Juvenil, por lo que muchos jóvenes inician en la fábrica el proceso de pasantías y de acuerdo con sus habilidades y destrezas luego son captados para formar parte de las diversas áreas de la empresa.

Tomando en consideración los resultados positivos de haberse constituido como una Empresa de Producción Social, Sevilla instó a todas las empresas que se encuentran actualmente en el país a que sigan creyendo en el proceso social del trabajo.

“Todos debemos seguir apostando a Venezuela, ya que este es el país de las oportunidades, sobre todo para aquellos que les gusta trabajar”, enfatizó.

EXPERIENCIA SATISFACTORIA

Jhon Mosqueda (Ayudante del área de remachado): Esta empresa me ha permitido adquirir una amplia experiencia y por supuesto mayores conocimientos, pues aunque mi labor consiste en realizar los arreglos finales de los productos, especialmente en lo que corresponde las asas de las ollas, si para alcanzar las metas de producción es necesario estar en otra área, así lo hago.

Armando Espinoza (Coordinador general del modelo socioproductivo de la empresa Alumifenix): En el año 2001, en el marco de la Revolución y con la creación de la Ley Especial de la Asociaciones Cooperativas, decidimos incorporarnos a este modelo económico, ya que permite más allá de conformar una empresa trabajar con las herramientas y mecanismos del Socialismo, por lo que decidimos también convertirla en la Cooperativa de Trabajadores del Aluminio Alumifenix… Fue una transición muy sencilla, ya que la empresa venía trabajando con un equipo sólido, con la diferencia de que el nuevo modelo promueve la creación de conciencia socialista.

ELIMAR PÉREZ