CIUDAD MCY.- La segunda urbe más importante de Irak se convirtió en una ciudad de escombros. Por las calles se ven a decenas de habitantes, junto a sus familias, deambulando entre las ruinas.

El nivel de destrucción es inquietante, por lo que la reconstrucción será un difícil reto. Pero el Ejército, las fuerzas populares iraquíes, conocidas como Al-Hashad Al-Shabi, y los civiles trabajan hombro a hombro, para que la ciudad vuelva a la normalidad lo antes posible.

Los nueve meses de fuertes combates para liberar la ciudad generaron daños importantes en infraestructuras esenciales, como puentes, carreteras, obras hidráulicas y redes de electricidad. Además, provocaron numerosas pérdidas humanas y el desplazamiento de más de 1 millón de personas.

El Ejército iraquí, apoyado por fuerzas populares, lanzó en octubre de 2016 una gran ofensiva para retomar el control de Mosul, tomada en 2014 por los terroristas de EIIL (Daesh, en árabe). Según el Ejército del país árabe, unos 25 mil terroristas murieron durante la operación.

 

Información HISPANTV