Lewandoski llega con la puntería afinada a la cita rusa FOTO CORTESÍA MARCA.COM

CIUDAD MCY.- Las águilas blancas se citaron con Lituania en Varsovia, para ponerse a prueba, en su último test antes iniciar su andadura en la Copa del Mundo. Los de Nawalka aprobaron y con nota. Polonia le endosó un 4-0 a una débil Lituania que prácticamente no amenazó la portería polaca.

El partido fue un monólogo polaco que en el primer acto tuvo como protagonista a Robert Lewandoski. El delantero del Bayern de Múnich afinó la puntería antes de buscar sus siguientes presas en Rusia. Al nueve polaco sólo le bastó algo más de media hora para sentenciar el encuentro. Primero, en el minuto 19, tras un centro de la derecha y posterior toque de Maciej Rybus, Robert perforó la portería del portero lituano.

Unos minutos más tarde, en el minuto 33, el ariete volvió a ser la pesadilla de Bartkus, el portero de Lituania. Un disparo de falta directa, desde la frontal del área, que golpeó en el larguero y traspasó la línea, aunque fue necesaria la utilización del videoarbitraje (VAR) para certificar que Lewandoski tenía el segundo en su cuenta personal.

Tras las tímidas llegadas lituanas y un constante dominio del balón por parte de Polonia, se llegó al descanso. Con el killer saciado el seleccionador, Adam Nawalka, le dio descanso, pensando ya en lo que viene, que no es poco, un Mundial. Por el nueve polaco entró Teodorczyk. También sustituyó al guardameta, Fabianski, quien no tuvo mucho trabajo en la primera parte y dejó la portería a su compatriota Szczesny. El lateral del Borussia Dortmund, Lukas Piszczek, también saltó al campo antes del inicio del segundo acto.

Con los tres cambios en el verde, Polonia siguió jugando a placer ante una Lituania sobrepasada en todo momento. Tras el goteo constante de ocasiones polacas llegó el que hubiera sido el tercero en la cuenta de Las Águilas Blancas, pero el VAR volvió a hacer acto de presencia, esta vez para anular el gol.

Sería siete minutos más tarde cuando Dawid Kownacki certificaría el 3-0 a placer, tras una jugada de toque en la que Polonia se metió hasta la cocina lituana. Cinco minutos más tarde, Blaszczykowski firmaría, desde los once metros, el cuarto y definitivo gol en el encuentro.

Un 4-0 que evidencia el buen momento con el que Polonia llegará al Mundial y especialmente Lewandoski, quien ha marcado en los tres últimos compromisos amistosos de preparación.