CIUDAD MCY.- El presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, anunció la imposición de nuevas tarifas arancelarias del 25% contra productos que «contengan tecnologías importantes en el plano industrial» procedentes de la República Popular China.

Las restricciones, aplicadas a importaciones valoradas en 50.000 millones de dólares, constituyen una medida anticipada que la administración estadounidense había dejado en suspenso mientras negociaba con Pekín. El anuncio que incluye una lista de 1.102 productos, es la acción unilateral más reciente en amenazar el comercio global.

«Estos aranceles son esenciales para prevenir las futuras transferencias injustas de la tecnología estadounidense y propiedad intelectual a China, lo cual protegerá los empleos estadounidenses», reza un comunicado de la Casa Blanca, citado por RT.

La acción norteamericana se basa en la investigación de la Sección 301, centrada en las presuntas prácticas chinas relacionadas con la propiedas intelectual y la transferencia de tecnología.

Las nueva tarifas arancelarias, refiere el documento, «servirán como un paso inicial hacia el establecimiento de un balance en la relación comercial entre EEUU y China».

Sin embargo, el Presidente de EEUU adviritó que si China adopta medidas de respuesta, tales como: nuevas tarifas sobre bienes, servicios o productos agrícolas estadounidenses; Washington introducirá aranceles adicionales.

Los aranceles sobre productos chinos llegan en medio de las crecientes tensiones entre EE.UU. y varios de sus socios comerciales más importantes. Debido a las medidas proteccionistas tomadas por la Administración de Trump, Washington se enfrenta a represalias no solo de China, sino también de aliados como Canadá, México, la Unión Europea y Japón.

Información AVN