Iñaki Urdangarin, cuñado del rey de España

CIUDAD MCY.- El cuñado del rey Felipe de España, Iñaki Urdangarin, ingresó este lunes a la cárcel Brieva, en la ciudad de Ávila, para cumplir condena de 5 años y 10 meses que dictó en primera instancia el Tribunal Supremo español, la Audiencia de Palma.

Urdangarin fue condenado el pasado martes por los delitos de malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias, tras su gestión en el instituto Noos, reseña el diario español Público.

Desde esa fecha, el tribunal dio un plazo hasta este lunes para que el exduque entrara a la prisión y empezara a cumplir su condena en cualquier instalación penitenciaria de España a la que desee acudir.

Sin embargo, Instituciones Penitenciarias dispone de dos meses para decidir la ubicación definitiva del cuñado del rey, en la prisión de Brieva o en otro centro penitenciario, según el grado al que se le clasifica, que podría ser el tercer grado o régimen abierto.

Por su parte, el fallo del Tribunal Supremo sostuvo que Urdangarin, quien es el esposo de la infanta Cristina de Borbón, se aprovechó de “la situación de privilegio de que disfrutaba como consecuencia de su matrimonio con una hija de quien era entonces Jefe del Estado” para realizar sus actividades ilícitas, recoge Telesur.

De esta manera, Urdangarin pasó a ser el primer pariente del rey que ingresa en la cárcel, tras un proceso judicial en 2011 donde el exduque resultó imputado, apartando así a esta pareja de toda actividad institucional.

Posteriormente, dejaron de ser miembros de la Familia Real tras la abdicación de Juan Carlos y la proclamación de Felipe, el 19 de junio de 2014, cuando la infanta pasó de ser hija a hermana del jefe del Estado.

AVN