CIUDAD MCY.- Colombianos que residen en Venezuela exigieron este viernes detener los asesinatos, la violencia política y persecución contra los líderes sociales en el territorio neogranadino, en una jornada denominada «Velatón», actividad que se desarrolló de manera paralela en 32 ciudades del mundo.

Frente al Consulado colombiano ubicado en Chacaito, Distrito Capital, María Fernanda Barreto, del Colectivo de Estudio Feminista Aquelarre Caribeño, exigió el cese los asesinados, la persecución y el constante estado de judicialización contra los líderes sociales colombianos.

Indicó que en los últimos meses alrededor de 50 líderes están en proceso de judicialización enfrentando la cárcel, «solo por el delito de ser líderes sociales», expresó a la Agencia Venezolana de Noticias.

Un total de 119 líderes sociales han sido asesinados en Colombia, desde el 1 de enero de este año hasta el pasado jueves 5 de julio, de acuerdo con cifras del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz); 19 de ellas ocurrieron el pasado mes de junio, y tres de ellas el pasado jueves.

La Defensoría del pueblo colombiana cifra en 331 el asesinato de líderes sociales y defensores de derechos humanos desde el 1º de enero de 2016 hasta el pasado 5 de julio.

En ese sentido, Barreto exigió que no se invisibilice el crimen del «narcoestado colombiano» contra los líderes sociales, el cual ocurre por «la política de Gobierno que arremete contra su propio pueblo».

Además, condenó que a finales de mayo, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sumara oficialmente a su país a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), pues consideró que esta decisión pone en riesgo al «pueblo colombiano y al venezolano», dado que el territorio neogranadino estará «sometido a los interés de los Estados Unidos (EEUU) que busca silenciar todo forma de protesta.

Por su parte, Carlos Ramírez, integrante del Congreso de los Pueblos en Venezuela, indicó que la presencia de Colombia en la OTAN representa el ingreso «a una estrategia de guerra y persecución directa contra los colombianos y el proceso revolucionario».

Ante ello, instó a los colombianos residentes en el exterior a alzar sus voces contra estas acciones que «está dejando el gobierno de Juan Manuel Santos y continuará el Presidente electo Iván Duque».

«Las acciones que tomará el Gobierno de Duque frente a los asesinatos será la continuidad del modelo anterior, ya que no son políticas diferentes. Lo que está ocurriendo en muestra de lo que va a continuar, la política está bajo los interés de los Estados Unidos, aumentará el número de desplazados, de persecución y de muerte», finalizó Ramírez.

AVN