CIUDAD MCY.- “Han intentado asesinarme el día de hoy, no tengo dudas que todo apunta a la ultraderecha venezolana en alianza con la ultraderecha colombiana y que el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado (…) la saña asesina de la oligarquía colombiana”.

Las palabras corresponden al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, al dirigirse a la Nación en horas de la noche, al momento de denunciar el atentado fallido perpetrado en su contra mientras participaba en los actos conmemorativos del Aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana.

Los primeros elementos de la investigación apuntan a Bogotá- Colombia, señaló el Presidente al referir que a ello se deben los anuncios -previos al suceso- en los cuales se reseñaba la caída del Gobierno Bolivariano.

“Es que Juan Manuel Santos entrega la presidencia el 7 de agosto y no se puede ir sin hacerle un daño, una maldad a Venezuela” sentenció el Presidente.

Exigió máxima alerta a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) en las fronteras de la nación, al tiempo que agradeció la protección de Dios y la oración protectora del pueblo amado de Venezuela.

“No han podido, ni podrán con nosotros tengan la seguridad que continuaremos el rumbo de una Patria que quiere paz, desarrollo, prosperidad, felicidad y amor” expresó.

El Jefe de Estado aseguró que no es costumbre venezolana los magnicidios y atentados, porque los venezolanos dirimimos diferencias con la palabra, el debate y el voto popular.

“Están introduciendo a la vida política del país elementos que no son venezolanos, la quema de seres humanos hace un año –dijo- la violencia para tratar de imponer razones que no pueden imponer por la vía política, intentos de golpes de Estado, todos frustrados, y ahora un atentado contra el Presidente de la República y le digo a los opositores que quieren vivir en su país, yo soy la garantía de la paz para que ustedes vivan en este país”.

Nicolás Maduro subrayó que de ocurrirle algo en algún momento, la derecha tendría que verle la cara a millones de humildes, de obreros, campesinos y soldados en las calles haciendo justicia con sus propias manos. “No quedaría polvo sobre polvo oligarcas” sentenció.

Información Prensa Presidencial