***Los parlamentarios Figueroa y Parajón develaron los daños y perjuicios que dejó la oleada de violencia en el sector público.

CIUDAD MCY.- Durante los últimos tres meses (abril – julio) un grupo de extrema derecha que buscaba derrocar al presidente Daniel Ortega, sumió a la población nicaragüense a una oleada de violencia y a la destrucción de infraestructuras públicas y privadas en el país.

En el marco de la aprobación de la reforma al Presupuesto General de la República, el vicepresidente de la Comisión Económica diputado José Figueroa y la presidenta de la Comisión de Salud, diputada Argentina Parajón, revelaron los serios daños ocasionados por el terrorismo golpista a la infraestructura pública.

Cifras de los daños económicos en Nicaragua por la violencia

– 252 edificios públicos o privados fueron destruidos.

– 209 kilómetros de calles o carreteras están arruinadas.

– 389 vehículos quedaron quemados, dañados o destruidos, y particularmente pertenecen a instituciones del Estado.

– 68 mil empleos de nicaragüenses se vieron afectados al 31 de julio.

– 8 mil 600 pequeños negocios turísticos registraron pérdidas en 231 millones de dólares.

– 525 millones de dólares reportó el transporte como pérdidas en los meses entre abril y julio.

El diputado Figueroa señaló que todas estas acciones ocasionaron grandes pérdidas a la nación.

“Este plan golpista se caracterizó por interrumpir y dañar profundamente la paz, la seguridad, la tranquilidad y el derecho a la vida de los nicaragüenses», dijo.

Agregó, que los grupos terroristas violentaron los derechos fundamentales, tales como «el de la libre circulación, libre tránsito de vehículos y mercancía en todo el territorio, el secuestro del transporte internacional, impedir el derecho al trabajo, a la salud, a la educación y al libre comercio con acciones de violencia y desestabilización».

Por su parte, la diputada de la Comisión de Salud destacó que «los daños en el área de salud se localizó en las unidades de emergencia, una casa materna saqueada y destruida, dos sedes de Silais destruidas y saqueados, secuestro de trabajadores, 55 ambulancias dañadas, 6 camionetas quemadas».

Nicaragua a finales del primer trimestre de 2018 registraba una economía en ascenso, sus reservas internacionales estaban fortalecidas y presentaba un sistema económico financiero estable.

TELESUR