***Un comité de ministros italianos acordaron un estado de emergencia en Génova para ser frente a la tragedia de esta localidad.

CIUDAD MCY.- El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, anunció este miércoles el decreto de estado de emergencia por 12 meses en Génova, noreste de Italia, tras el colapso del puente Morandi que ocasionó la muerte de, hasta el momento, 39 personas.

La determinación fue concebida por un consejo de ministros, quienes decretaron esta medida y adjudicaron cinco millones de euros para la reconstrucción de las zonas dañadas.

Como medida preventiva, se decidió evacuar a 632 personas de las residencias aledañas a la zona del viaducto, pues se preve que éste pueda volver a colapsar y derrumbarse, ocasionando daños a su alrededor.

En ese sentido, autoridades locales informaron que estas viviendas desocupadas podrían ser demolidas conjuntamente con los restos de la estructura del viaducto, para evitar accidentes mayores.

“Es difícil mantener las casas debajo de un puente peligroso que tiene posibilidades de desplomarse o incluso ser derribado”, manifestó al respecto Marco Bucci, alcalde de Génova.

Las labores de remoción de escombros y rescate de las víctimas se mantienen en el área, según declaró la Cruz Roja en un comunicado. A pesar de las dificultades en los terrenos de la zona, el trabajo de los equipos de rescate se mantendrá activo por unos días más.

Las autoridades italianas lamentan la tragedia, y endosan la responsabilidad del derrumbe del Morandi a la constructora Autostrade per l'Italia, encargada de las obras de reparación.

“Está claro que la firma Autostrade tenía el deber y la obligación de mantener y garantizar que el viaducto fuera seguro para todos los que lo usaban”, denunció Conte.

TELESUR