CIUDAD MCY.- El vicepresidente de Economía, Tareck Al Aissami, presentó una serie de propuestas de reforma tributaria ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en el marco del nuevo comienzo económico del país a partir del Programa de Recuperación y Crecimiento Económico que dio inició con la entrada en vigencia del Bolívar Soberano.

El Aissami, presentó ante el Poder Originario las Ley de Reforma al Impuesto Al Valor Agregado (IVA), la Ley de Reforma a Las Grandes Transacciones Financieras y la Ley que establece el Régimen Temporal de Pago y Anticipo del Impuesto al Valor Agregado e Impuesto Sobre la Renta (ISLR) Para los Sujetos Pasivos Calificados como Especiales.

En materia de Impuesto al Valor Agregado (IVA) El Aissami, propuso el incremento de la alícuota en 4 puntos porcentuales para ubicarlo en 16% manteniendo las excepciones de bienes y servicios esenciales para el bienestar de los ciudadanos.

“Queda exento del pago IVA la comida, la medicina, la electricidad, telefonía, agua potable, otros servicios como el gas, y las necesidad básicas para la satisfacción de nuestro pueblo”, refirió.

Agregó a esta primera propuesta que la declaración del impuesto al fisco cambie su periodicidad de quincenal a semanal y “el pago se realice con base al impuesto declarado dividido entre los días hábiles de la semana a través de anticipos por parte de los contribuyentes especiales”, añadió.

Esta medida se validará y ejecutará conforme a las providencias administrativas que el Ministerio de Economía y Finanzas realice a través de los órganos competentes en materia tributaria una vez aprobado el decreto.

En materia de Impuesto sobre la Renta (ISLR) presentó la propuesta de establecer el pago de anticipo del 1% sobre las ventas diarias de los contribuyentes especiales, con excepción del sector financiero y asegurador que será del 2%.

Como tercera propuesta, el vicepresidente del área económica, en materia de impuestos dirigido a las grandes transacciones financieras, está el incremento de la alícuota en 0,25 puntos porcentuales para ubicarla en 1% “estableciéndose en un rango entre 0-2 (%)”, exceptuando el sector industrial y agroindustrial necesario para la dinamizar la actividad productiva nacional.

El Aissami dijo que estas medidas de reforma tributaria se enmarcan en una estrategia macroeconómica de estabilización y recuperación integral de la economía del país que tiene como objetivo principal combatir la inflación y eliminar el financiamiento monetario del déficit fiscal.

“Vamos a hacer una revisión estricta a la calidad del gasto público preservando siempre la inversión social para nuestro pueblo”, concluyó.

Información AVN