CIUDAD MCY.- “Esto parece más una cuestión que hizo [el juez Claudio] Bonadio para humillar a Cristina; lo que están haciendo es hostigarla, no la van a hacer arrepentir de nada de lo que hizo en su gestión, porque está muy orgullosa del país que teníamos”, dijo a periodistas el abogado de la exmandataria, Gregorio Dalbón, minutos antes de que comenzara el operativo en el apartamento, ubicado en el barrio porteño de Recoleta.

En el edificio, ubicado en la esquina de las calles Juncal y Uruguay, se encuentra trabajando también personal de Infantería, y el lugar está rodeado por periodistas.

Según medios locales, Fernández se encuentra en la vivienda de su hija Florencia, en el barrio de Constitución.

El allanamiento de los domicilios de la expresidenta fue aprobado el 23 de agosto por unanimidad en el Senado; la propia Fernández, presente en sala, votó a favor de la decisión.

La exmandataria defendió su inocencia y aseguró que la causa judicial es un montaje político para perjudicarla y ocultar actos de corrupción del actual Gobierno, así como las difíciles condiciones económicas que atraviesa el país.

El juez Bonadio solicitó allanar tres domicilios de Fernández, en la capital federal y en las sureñas Río Gallegos y El Calafate, así como su despacho en el Senado, extremo que no fue aceptado.

Los operativos buscan corroborar los dichos de varios testigos sobre espacios físicos en las propiedades, ya que fueron indicadas por varios imputados en la causa como los lugares de destino de los bolsos con dinero de los sobornos, publica el diario local Clarín.

Asimismo, el abogado Carlos Beraldi, parte de la defensa de la expresidenta argentina Cristina Fernández, denunció este 23 de agosto haber sido expulsado ilegalmente del operativo de allanamiento de uno de los apartamentos de la exmandataria, en el marco de una investigación por presuntos sobornos para la concesión de obras públicas durante su mandato (2007-2015).

Beraldi, quien le abrió la puerta del apartamento a la Policía Federal para permitir el allanamiento, denunció ante periodistas en el lugar que fue expulsado del operativo por orden del magistrado Claudio Bonadio.

La Policía Federal de Argentina inició a las 12.06 hora local (15.06 GMT) el allanamiento del apartamento de la expresidenta y actual senadora.

El pasado 20 de agosto, la Policía Federal allanó el edificio donde vive la exmandataria, pero sin ingresar a sus dos apartamentos.

El 21 de agosto hubo una multitudinaria movilización frente al Congreso legislativo y en distintas ciudades del país, convocada por sectores oficialistas, en reclamo de la aprobación de la ley de extinción de dominio y para pedir al Senado que apruebe los allanamientos.

La ley de extinción de dominio busca que los bienes que fueron obtenidos de forma ilícita y por actos de corrupción puedan ser recuperados por el Estado.

Fernández acusa a Macri de querer eliminarla como la dictadura

Cristina Fernández Kirchner (CFK) acusa a su sucesor de querer suprimirla mediante el Poder Judicial, comparándolo con lo que hacía la dictadura.

“A los que creen que yo soy un obstáculo, yo no soy el problema de este Gobierno. El principal problema que tiene este Gobierno son ustedes mismo y sus políticas espantosas. Espantosas”, arremetió la expresidenta argentina el miércoles en el Senado.

En un duro discurso de cierre de una sesión en la que se debatió el allanamiento de sus domicilios ordenado por el juez Claudio Bonadio, Fernández aseguró que la utilización del Poder Judicial para eliminar a opositores ya es un modelo regional, y en este sentido mencionó el encarcelamiento del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

“No me van a hacer arrepentir. Si creen que con los Bonadio, los desafueros, me voy a arrepentir, no. No me arrepiento de nada de lo que hice”, aseguró Fernández en un contundente discurso en el que calificó a Bonadio de “títere” del presidente argentino, Mauricio Macri.

En este sentido, la política argentina apuntó a la bancada de la facción gobernante diciendo a modo irónico que “todos son democráticos y amplios”, pero que con ellos “la democracia se ejerce sobre otros y no a sus propias conductas”, para luego comparar la actualidad argentina con la dictadura, cuando se eliminaba al adversario simplemente matándolo, mientras que “ahora eliminan instrumentalizando el Poder Judicial”, enfatizó.

Ayer, el Senado de Argentina dio luz verde al allanamiento de los domicilios de la expresidenta, en el marco de una investigación por corrupción. Un día antes, la propia Fernández había anunciado en su cuenta en Twitter su disposición a que se registren sus domicilios para acabar con el “show” judicial en su contra.

La política ha dicho en múltiples ocasiones ser víctima de una persecución “judicial” impulsada por el Gobierno de Mauricio Macri para presionar a la oposición.

HISPANTV | SPUTNIK