Fueron injertadas 150 plantas de cacao

La meta es propagar unas mil plantas con representación de los cultivares de mayor importancia local productoras de cacao del país

CIUDAD MCY.- En aras de resguardar los materiales de cacao existentes, el Ministerio del Poder Popular para la Agricultura Productiva y Tierras (Mppapt), a través de su ente adscrito el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA), realizó la Jornada de Injertación de Cultivares de Cacao, colección del 45 y 95 de la zona costera aragüeña, para fundar el nuevo banco de germoplasma de cacao del INIA-CENIAP.

Así lo informó, Domingo Henríquez, técnico de campo de Ocumare de la Costa, responsable del proceso de injertación. Al mismo tiempo indicó que viene trabajando de la mano con los servidores Ramón Vidal, Fernando Ross, Euval Solórzano y Alexis Izquierdo, encargados del banco de germoplasma; Alba Palencia y Michelangelo Tavaglione (chefs) de la Escuela de Chocolatería Alba (Fundacite Aragua), con la finalidad de obtener nuevas plantas de cacao por medio de la clonación (injertación) de los cultivares élites que se encuentran en el antiguo banco de germoplasma, ubicado en el campo experimental, como medio de preservación y resguardo genético de las principales zonas productoras de la región centro norte-costera.

Henríquez comentó que estos materiales se encuentran en una zona vulnerable a los incendios forestales en la época seca del año, como el incendio del año 2015, que afectó gran parte del campo experimental, donde el 80% del sector Las Terrazas de importancia agronómica y regional fueron afectados. “El objetivo principal es ubicar el nuevo banco de germoplasma en una zona menos propensa a la sequía, los incendios, y más accesibles al personal de investigación y el personal técnico de campo, para su vigilancia, mantenimiento, seguimiento y actividades de investigación”, agregó.

En este sentido, se realizó la selección del material a propagar, los cuales se colectaron del sector Las Terrazas (viejo banco de germoplasma), priorizando los cultivares Tamaira 1 y 3, Ana Teresa E y AT-1; San Antonio 8; Pasaguaca 1; La Vega 12; Cuyagua El Coco 1; y Vidal 1. Estas yemas vegetativas fueron llevadas al vivero forestal en donde con la preparación de patrones se injertaron 150 plantas.

Lo importante de esta jornada de injertación es asegurar el rescate y conservación de estos preciados cultivares de cacao en su mayoría criollos modernos, considerados como los mejores cacaos de fino aroma a escala internacional.

Información PRENSA INIA