CIUDAD MCY.- Un enorme incendio se declaró este domingo en el Museo Nacional de Río de Janeiro, uno de los más antiguos de Brasil, sin que por ahora se hayan reportado víctimas.

El director de conservación del Museo Nacional de Brasil, Joao Carlos Nara, ha tildado de “irreparables” los daños causados por el incendio en la institución que alberga 20 millones de piezas.

Nara, que ha indicado que está siguiendo de cerca el trabajo de los bomberos que tratan de sofocar las llamas, ha asegurado que queda poco para que los efectivos controlen el avance del fuego, que ha calcinado gran parte del edificio principal del complejo.

“Desgraciadamente, la reserva técnica, que esperábamos que se preservara, también ha sido alcanzada”, ha lamentado en relación con aquellas piezas y colecciones que se encontraban en las zonas de almacenamiento del museo.

“Tenemos que esperar a que finalice el trabajo de los bomberos para verificar realmente la dimensión de los daños”, ha afirmado el también arquitecto e historiador, según la agencia de noticias EBC y que recoge Europa Press.

El siniestro se inició hacia las 19:30 locales (22:30 GMT), por causas por el momento desconocidas, cuando ya había cerrado las puertas al público, indicaron los medos brasileños.

Imágenes aéreas de TV Globo mostraron el majestuoso edificio, en la zona norte de Río de Janeiro, devorado por enormes llamas, sin que la acción de los bomberos desplegados en el lugar lograra sofocarlas.

Fundado en 1818 y creado por el rey Juan VI, el Museo Nacional es uno de las más antiguos e importantes de Brasil y cuenta con más de 20 millones de valiosas piezas.

“Hoy es un día trágico para Brasil. Se han perdido doscientos años de trabajo, de investigación y conocimiento”, afirmó el presidente Michel Temer en un comunicado de prensa.

El incendio “es una tragedia para la cultura”, dijo a TV Globo el director de otro museo, el Museo Histórico Nacional, Paulo Knauss.

El portal el Museo señala que en su acerbo había una colección egipcia y otra de arte y artefactos grecorromanos, así como colecciones de paleontología que incluyen el esqueleto de un dinosaurio hallado en la región de Minas Gerais y el más antiguo fósil humano hallado en el actual Brasil, bautizado “Luzia”.

De acuerdo con Nara, el equipo de administración del Museo Nacional se encontraba a la espera de que finalizase el periodo electoral para iniciar una serie de reformas y obras de preservación de la infraestructura del edificio. “Es todo muy antiguo. El sistema de agua y el material, todo tiene muchos años (…) Había amenazas constantes”, ha explicado.

En junio, el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) firmó un contrato de financiación por un valor de 21,7 millones de reales para apoyar la restauración del Museo Nacional. Los recursos forman parte de la tercera fase del Plan de Inversión para la revitalización del Museo Nacional, que contaba con un total de 28,5 millones de reales.

EL MUNDO