La oposición venezolana ha impulsado desde abril manifestaciones violentas.

>Tras una consulta, sin vinculación alguna con el articulado constitucional, la derecha de Venezuela dio un ultimátum a Maduro para que desconvoque la Constituyente.

CIUDAD MCY.- «Consideramos que son extremadamente peligrosas las medidas que ha adoptado la oposición de forzar la creación de estructuras paralelas de poder, en particular, el de poner en marcha el procedimiento para el nombramiento por parte del Parlamento de nuevos jueces de la Corte Suprema», declaró este jueves el director adjunto del Departamento de Información y Prensa del Ministerio de Exteriores ruso, Artiom Kozhin.

La derecha venezolana, agrupada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), anunció el lunes que buscará formar un Gobierno de transición y convocó una huelga general este jueves con el propósito de elevar la presión contra el Gobierno y hacer que abandone la formación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), promovida por el presidente Nicolás Maduro, en busca de reducir las tensiones en el país.

El funcionario ruso considera que el plebiscito ilegal realizado el pasado domingo por la oposición solo «ha dividido aún más» al pueblo venezolano, y además, expresó que los resultados obtenidos en dicha actividad política son «inverificables» debido a la cantidad de irregularidades registradas.

Asimismo, el diplomático manifestó que «(…) la violencia de los radicales y extremistas no lleva a ninguna parte. No es posible alcanzar un acuerdo con una intervención destructiva de fuera, presión y amenazas de sanciones. Una comunidad internacional responsable debe ayudar y no provocar, unir y no dividir. Estamos convencidos de que en una confrontación frontal de dos grandes grupos sociales no puede haber un vencedor, todo el país perderá», subrayó.

Sobre la violencia impulsada por la derecha en el país desde el pasado abril, el funcionario ruso aseguró que «el pueblo venezolano desea lo mejor y se lo merece (…) Todas las voces constructivas tienen que ser escuchadas, pero esto no es posible en medio de manifestaciones callejeras, provocaciones y violencia que se cobran vidas humanas».

Kozhin instó a las partes a buscar una solución política a la crisis que atraviesa la nación bolivariana dentro del marco legal y sin injerencia externa. Rusia «está a favor de que se reanude un diálogo serio y constructivo que desemboque en compromisos, que lleve paz y tranquilidad al país», añadió el funcionario.

Desde abril, la derecha venezolana protagoniza violentos actos terroristas con el objetivo de derrocar al Gobierno chavista, rechazar la Asamblea Nacional Constituyente y pedir elecciones presidenciales anticipadas. Sin embargo, los comicios se realizarán en 2018, tal como lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

 

Información HISPANTV