Este 2018 el maestro de la guitarra está cumpliendo 50 años de vida musical

***Este guitarrista aragüeño inició su carrera musical a los trece años de edad, cuando su madre lo inscribió en una escuela de música en Maracay

CIUDAD MCY.- no de los referentes contemporáneos de la guitarra clásica en Venezuela es el maestro Efraín Silva, que este 2018 está celebrando sus 50 años de carrera musical, durante los cuales ha logrado no solo sembrar, sino cosechar grandes logros tanto en lo personal como en lo profesional.

Un hombre dispuesto a que el nombre de su país y del estado Aragua siempre esté en alto, por eso su incansable labor en formar a nuevas generaciones de guitarristas y apoyar a los que ya están en este maravilloso mundo de la música.

Este gran guitarrista es concertista, compositor y docente. Ha publicado tres de sus cinco libros y editado cinco discos en Salzburgo, Houston y Maracay. En la actualidad dirige el Programa de Música Venezolana de la Colonia Tovar, es profesor ejecutante egresado del Conservatorio de Música de Santa Cecilia de Roma, Italia, en donde también cursó estudios de física acústica mención Assistenti Musicali. Silva ejecuta una guitarra (la aragüeña) del Luthier coloniero Jorge Sandoval.

También es creador y fundador del Encuentro Guitarrístico de Choroní, del Centro Guitarrístico de Aragua, a lo que se le suma una infinidad de cursos y seminarios sobre perfección musical que realizó en España, Estados Unidos y Venezuela.

50 AÑOS DE CARRERA

Al momento de hablar de sus inicios en el mundo de la música, el maestro en la entrevista indica que estos se remontan antes de la creación del Conservatorio. “Cuando tenía trece años de edad, es cuando mi mamá me inscribe en la escuela de música Pedro Oropeza Volcán, que estaba en la que hoy es la sede de la Escuela de Arte Dramático, ubicada en La Barraca, en Maracay”, contó.

Explicó que una vez abre sus puertas el emblemático Conservatorio de Música de Maracay, todas las escuelas pequeñas que existían en la Ciudad Jardín se adhirieron a él. “Mi preadolescencia la viví en una institución floreciente, con los mejores maestros de Venezuela, y eso marcó lo que después iba a ser, un hombre dedicado a la música. Este era un templo para la música académica”, dijo.

Mientras hablaba de sus inicios en la música, recordó haberle preguntado a su madre el por qué lo había inscrito en la cátedra de guitarra y no en otro instrumento. “Ella me convenció con unas sabias palabras, no tenemos una guitarra, menos un piano, y comencé las clases sin el instrumento, luego me prestaron una y así comenzó mi carrera”, narró.

Silva dice haber sido bendecido de haber recibido clases con Evencio Castellanos, José Antonio Abreu, Antonio Esteves, Antonio Lauro, Eduardo Lira Espejos, entre otros. Todos estos grandes maestros se daban cita en Maracay y había estudiantes de diversos estados por el nivel que tenía el Conservatorio.

“Para un muchacho de barrio como yo, eso fue un gran impacto y que marcó el rumbo para ser un profesional de la música. Por eso espero que el Conservatorio recupere ese prestigio que tuvo en sus años dorados, no solo en Venezuela, sino en otras partes del mundo”, señaló.

GENERACIÓN DE RELEVO

Al preguntarle al maestro Efraín Silva sobre la generación de relevo, este indicó que en la actualidad hay una gran cantidad de jóvenes que se interesan por estudiar este instrumento, porque la guitarra es un instrumento muy seguido por la juventud ya que se identifican con él. “Es un rescate y ellos ven cristalizar muchas inquietudes a través de ella y realizar los sueños que pueden tener los adolescentes, la música tiene esta atracción para ellos y debemos darle el sitial que se merece”, refirió.

UN CENTRO GUITARRÍSTICO PARA LOS JÓVENES

Es también creador del Centro Guitarrístico de Aragua, ya que venía de graduarse en Roma y quiso replicar estas acciones que tienen lugar en Italia. “Yo quise replicar todo lo vivido en esta ciudad europea para beneficiar a los estudiantes”, expresó.

“Era sacarlos de la rutina académica, del entre muro y esa experiencia que inicialmente se hizo en Ocumare pero que se enraizó en Choroní desde 1983. Fue una experiencia altamente positiva no solo en lo académico, sino también en los personal, por la convivencia con los estudiantes con los maestros, por eso lo hacemos anualmente y ha ido evolucionando”, apuntó Silva.

Con respecto a esta experiencia con el Centro Guitarrístico, señaló que se han presentado artistas como Alirio Díaz, Rodrigo Riera, Marcos Socia, Marco Capelli, entre muchos maestros que han dejado parte de su legado para el impacto de muchos alumnos, de los cuales muchos se han graduado en Viena, en Austria.

También están Luis Ochoa, Jhibaro Rodríguez, Jonathan Bolívar, entre muchos maestros de la guitarra, “por eso esa semilla que se sembró se enserió y los resultados han sido satisfactorio”.

“Siempre insisto en que el éxito de todas las cosas está en la disciplina que nos garantiza avanzar en todos los objetivos que nos tracemos, y por otro lado la perseverancia, porque hay que insistir y por supuesto creer en lo que se está haciendo. Yo siempre le digo a los muchachos que si no creen en el maestro no avanzan, y esto da resultados, por eso la escuela guitarrística de Aragua se ha distinguido en el territorio nacional”, finalizó.

KARLA TRIMARCHI