CIUDAD MCY.- Representantes del sector de la construcción en Argentina advierten el posible despido de 60.000 trabajadores en los próximos meses, motivados al estancamiento que sufrirán varias obras de infraestructura por la crisis económica que atraviesa el país, propiciada por el acuerdo suscrito entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El presidente de la Cámara de la Construcción, Gustavo Weiss, indicó que si la crisis económica y el proceso de ajustes no se revierte, en un lapso de seis meses se pueden perder entre 40.000 y 60.000 trabajadores; reseñó Telesur.

Explicó que los bancos están retirando sus financiamiento a las obras públicas debido al ajuste fiscal que llega al sector, uno de los más afectados por el programa económico emprendido por el presidente Mauricio Macri, quien acordó con el FMI un préstamo de 50.000 millones de dólares en tres años.

Recientemente el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, especificó que los gastos relacionados al sector de obras públicas sufrirán un recorte equivalente al 0,7% del Producto Bruto Interno (PBI).

Desde el pasado 4 de septiembre, Dujovne llegó a Washington, Estados Unidos, para reunirse con la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, con el fin de determinar un nuevo anticipo de 29.000 millones de dólares.

La nación suramericana vive una crisis económica que buscan solventar con la reducción de ministerios, la aplicación de impuestos a las exportaciones y el nuevo pedido de capitales a la institución monetaria.

AVN