Lavrov dijo que no habrá tregua contra el terrorismo y que Rusia seguirá trabajando junto al Gobierno sirio para erradicar las acciones extremistas FOTO CORTESÍA

CIUDAD MCY.- El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, acusó a Occidente de gestar actos provocativos en contra de Siria, debido a las amenazas de asestar ataques a gran escala al país árabe.

Añadió que en diversas ocasiones Rusia ha informado de la preparación de posibles ataques químicos por parte de los terroristas de los Cascos Blancos en la población siria de Idlib.

Aseveró que esta región no se encuentra bajo en control del presidente sirio, Bashar al-Ásad, sino en control de un bastión rebelde que actualmente está “utilizando a los civiles como escudos humanos”.

Dijo que aun así Occidente insiste en afirmar que el Gobierno sirio se encuentra preparando una ataque químico en la región pese a que “no hay ninguna prueba” de ello.

Lavrov destacó que estos rumores son “de facto, una invitación para que los extremistas pongan en marcha una escenificación que dé pie a un bombardeo para detener a las fuerzas del Gobierno”.

Estas declaraciones las ofreció el ministro ruso en el Foro Alemán-Ruso en Berlín luego de que Estados Unidos acusara a Siria de estar preparando un ataque con armas químicas en Idlib.

TELESUR