CIUDAD MCY.- Desde la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, denunció las limitaciones que existen en el mundo para adquirir medicinas, algo que calificó como escandaloso, injusto e imoral.

A su juicio, es inmoral que “el acceso a medicamentos que salvan vidas muchas veces se vea limitado porque se privilegia la propiedad intelectual y las ganancias de las grandes farmacéuticas en lugar del derecho que tienen todos los seres humanos a la salud”.

Por tanto, ratificó su deseo de que las discusiones que se desprendan sobre este tema conduzcan a acuerdos y compromisos.

“Es en este tipo de discusión que la ONU cobra sentido, en el diario vivir de los ciudadanos del mundo”, añadió, al tiempo que aseveró que “mientras más nos esforcemos en que nuestras Naciones Unidas toquen la vida de la gente, más las fortaleceremos de cara al futuro”.

Moreno también abogó por darle prioridad a las políticas dirigidas a personas discapacitadas, la lucha contra la tuberculosis y la erradicación de las enfermedades no transmisibles.

AVN