Lavrov indicó que un grupo reducido de Estados despliega “acciones egoístas” | FOTO CORTESÍA

CUIDAD MCY.- Con el uso de acciones ilícitas, traducidas en chantaje político, presiones económicas y promoción de guerras, los Estados occidentales frenan el proceso de la formación de la multipolaridad, con el objetivo de mantener su “estatus de líderes mundiales”, aseveró el canciller de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov.

Durante su intervención en la 73ª Asamblea General de la ONU, señaló que los mecanismos ilegales devalúan el derecho internacional, priorizando así “enfoques unilaterales y codiciosos”.

“Las acusaciones de injerencia en los asuntos internos de varios países se presentan simultáneamente con un curso abierto hacia el aflojamiento y derrocamiento de gobiernos democráticamente electos”, agregó, al tiempo que manifestó que “se intentan atraer a algunos Estados a uniones militares contra algunos pueblos, mientras que a otros se les castiga por elegir libremente a sus socios”.

El canciller ruso señaló que el deterioro de la cooperación constructiva y el aumento de la confrontación provocan el incremento de conflictos espontáneos.

“Resbalan los mecanismos para solventar las cuestiones de seguridad y, en lugar de la democracia, se introducen restricciones unilaterales sin el acuerdo del Consejo de Seguridad. Ciertas decisiones están afectando a decenas de Estados y son ilícitas”, puntualizó.

Información AVN