CIUDAD MCY.- Hace 200 años, el Libertador Simón Bolívar, a puño y letra, reafirmó en las Cartas de la Dignidad el carácter antiimperialista y el principio de autorideterminación del pueblo, esencia de la política bolivariana de defensa y soberanía nacional ante la injerencia del gobierno de Estados Unidos.

Al respecto, se pronunció el presidente de la República, Nicolás Maduro, quien en el Twitter escribió: “Conmemoramos los 200 años de las Cartas de la Dignidad, respuesta ejemplar y soberana de nuestro Libertador Simón Bolívar, a las pretensiones injerencistas de Juan B. Irvine, emisario del gobierno de EE.UU. Hoy enarbolamos la Dignidad Bolivariana con la misma determinación”.

En 1818, el 12 de julio arribó a Angostura el agente diplomático estadounidense Juan Bautista Irvine, quien escribió 10 notas a Bolívar entre el 25 de julio y el 8 de octubre.

El Libertador respondió en otras tantas ocasiones, la última de las cuales fue el 12 de octubre. El tenor de la primera carta de Irvine era protestar por los dos barcos capturados (Tigre y Libertad) por las fuerzas patriotas en el Orinoco.

Esta situación conlleva una carta de Irvine el 1° de octubre en la que éste da por finalizado el debate por el tema de las goletas, juzga que Venezuela actuó ilegalmente. Bolívar contestó el día 7 y le dijo que se va a desentender del penúltimo párrafo de su carta por considerarla “en extremo chocante e injurioso al gobierno de Venezuela” y que para contestarlo sería preciso usar el mismo lenguaje de Irvine “contrario a la modestia y el decoro con que por mi parte he conducido la cuestión”.

Le dice que no va a permitir que Irvine “ultraje ni desprecie al Gobierno y a los derechos de Venezuela. Lo mismo es para Venezuela combatir contra España que contra todo el mundo entero, si todo el mundo la ofende”, finaliza Bolívar.

Información AVN