Los presentes disfrutaron de una velada única | FOTO PRENSA MPPC

CIUDAD MCY.- La coordinadora de la Red Nacional de Historia, Memoria y Patrimonio de Aragua, Nelly Guilarte, afirmó que debemos reconocernos en nuestra ancestralidad originaria, que a veces está en nuestros patios, en los fogones, pero no la reconocemos como parte de esa herencia cultural.

“Sobre todo –agregó– porque el modelo cultural hegemónico lo que ha hecho es invisibilizarnos, hacernos sentir hasta vergüenza de esas cosas, para imponernos los modelos de consumo que le interesan al mercado capitalista”.

La reflexión la hizo la también magíster en Historia, durante la exposición que se llevó a cabo en el Conversatorio Ancestralidad y agricultura urbana, un desafío, que a propósito del Día de la Resistencia Indígena organizó el Gabinete estadal del Ministerio del Poder Popular para la Cultura en el Museo de Antropología e Historia , que tuvo como abreboca musical a la trovadora Nancy Conde, interpretando una canción que le compuso al Comandante Hugo Chávez Frías.

Guilarte explicó que el tema del conversatorio surgió con base en el análisis histórico que han venido haciendo varios investigadores sobre un documento, crónicas y relatos de Juan de Pimentel, en 1585, en la época de la colonia.

La investigadora dijo que se han dedicado sobre todo a reflexionar en torno a dos fragmentos muy importantes, donde Pimentel hace una descripción de los árboles que tenían los indios (como él llamaba a nuestros pobladores originarios), en lo que él llamó la provincia de Caracas, que es parte de lo es hoy el estado Aragua, Carabobo, Distrito Capital, estado Miranda y Vargas, y tiene elementos muy importantes en cuanto a fauna, flora y lo etnográfico.

Enfatizó que frente al planteamiento que estamos desarrollando para superar la guerra económica y la agresión bestial imperialista que nos ha puesto a repensar sobre nuestra soberanía agroalimentaria se planteó este conversatorio Ancestralidad y agricultura urbana, un desafío, a partir de esas reflexiones. “Haciendo un planteamiento de la necesidad que tenemos nosotros de revisar, seguir revisando, seguir estudiando, seguir profundizando , sobre todo las prácticas y los encajes centrales de nuestros pueblos originarios relativos al desarrollo de la agricultura y los tipos de plantas, y árboles que ellos utilizaban para su sustento”, detalló.

Aclaró que han venido haciendo esas reflexiones preliminares, porque no son estudios tan acuciosos, pero sí un poco para aportar al conocimiento de nuestros pueblos. “Y es que nuestra memoria esta en nosotros y a veces la desconocemos, y el pasado no es un pasado solo para contemplarlo, ni está lejano a nosotros, el pasado es un espacio de memoria y esa memoria está llena de nuestra ancestralidad”, recalcó.

Información PRENSA MPPC