Entre los versos, el poeta y cronista Elías Arvelo interpretó Allá, el cual menciona partes de las bellezas naturales de la costa aragüeña FOTO PRENSA SSPPC

CIUDAD MCY.- Las hermosas canciones del siempre recordadocompositor Otilio Galíndez se combinaron en días pasados con la lectura de textos en el cálido atardecer poético-musical realizado en la Casa de la Cultura Poeta Jesús González de El Limón, municipioMario Briceño Iragorry del estado Aragua, para deleite de todos los presentes.

La actividadcultural contó con laparticipaciónde la cantautoraNancy Conde, el maestroAbner Silva, los guitarristasWilliam Kashaky y José Tinedo, y Tomás Vásquez con el cuatro, del colectivo de Creadores y Creadoras Canto de Corazón, que le pusieron música a la tarde en la que los presentesdieron lectura y declamaron textos de su autoría.

En efecto,el señor Luis Rafael Mendoza leyó un poema de su autoría dedicado a laguitarra, y Nancy Conde interpretó con voz melodiosa elhermoso vals Sin tu mirada, de Otilio Galíndez; laseñora Julialeyó su poema Penumbra, y la señora Anita el relato que escribió conmovida a El niño de la calle, y entonces Abner Silva interpretó el vals Son chispitas, de Otilio.

El cultor y trabajador cultural Juan Lira leyó unas reflexionessobre la poesía, y luego el poema que escribióreflejando parte de la situación actual con los migrantes No me voy, no me voy.

El poeta y cronista Elías Arvelo recitó Allá poema donde describe parte de las bellezas naturales de la costa aragüeña, y luegoun poema deEnriqueta Arvelo Larriva,de su Barinitas natal,yel señor Jerónimo Irizaconrecia voz declamó El caballo de mis coplas.

Y así,entre poemas y música,Nancy Condeinterpretó, entre otras piezas de Otilio, la canción de cuna Mi tripón,y Abner Silva Candelaria,acompañados de Kashaky, TinedoyVásquez para deleitede los presentes, entre quienes se encontraba elcaricaturistaJosé “Papel” Sosa yel promotor culturalAntonio Salazar, entre otros mariobricenses.

Un cálido mano a manode poesía leíday poesía cantada,porque asíson lascreaciones del compositorde Yaritagua (13 de diciembre de 1935), que hizo de Araguasu casa grande para la creación y la vida hasta su desaparición físicael 13 de junio de 2009, a los 73 años de edad, dejandoun fecundo legado musical con una profunda calidad estética, Otilio Galíndez.

Con dos de sus parrandasLuna decembrinay La Restinga,interpretadascon gran alegría portodos lospresentes,llegó a sufin el atardecer poético-musical, que de acuerdo a la señora Bárbara Ruiz, delColectivo Acción y Pensamiento deMBI, organizadores del evento, se repetirá el 4 denoviembre, para lo cualdesde ya invitan a todoslos mariobricenses y aragüeños en general que quieran sumarse.

PRENSA SSPPC