CIUDAD MCY.- Un buen pitcheo representa una de las mayores fortalezas de un equipo de béisbol a la hora de medirse en el campo de juego.

La recta, la curva, el slider, la bola de nudillo (knuckleball) y la bola de tenedor (forkball) son los movimientos más utilizados en el deporte más seguido por los venezolanos.

La recta ó fastball: Es uno de los tipos de lanzamiento más importantes y utilizados por los pitcher.

La recta es el movimiento que usan los lanzadores para establecer el patrón de juego.

Tiene dos variantes: una donde el lanzador impulsa la pelota con las costuras hacia el frente por lo que estas rompen el aire y hace que la pelota viaje más rápido.

Este lanzamiento rápido denominado de cuatro costuras es el más usual y se utiliza para conseguir un strike o conteo negativo.

Es un movimiento directo y su ventaja es la velocidad.

Un segundo tipo de recta es llamado de dos costuras, donde la pelota va con velocidad pero con un efecto similar a la screwball, que es un movimiento circular con el pulgar y el índice y se extienden los demás dedos, dejando unos tres centímetros entre cada uno.

La curva: Es otro de los mejores lanzamientos en el béisbol porque provoca que el bateador cambie su perspectiva visual, es decir, en este lanzamiento la pelota generalmente se acciona desde lo alto y cae baja.

Las curvas sorprenden y cumplen el objetivo de desorientación del bateador.

Para realizar este movimiento el pitcher agarra la pelota con los dedos índice y medio apretando la costura externa en forma de U. Se coloca el pulgar debajo de la costura interna y la presión debe venir de dedo índice. Finamente se inclina la muñeca ligeramente hacia el lado del pulgar de la mano con la que se lanza.

El slider o deslizadora: Este lanzamiento representa el punto medio entre la curva y la recta.

Tiene más velocidad que la curva pero tiende a caer cerca del bateador.

En cierto aspecto se parece a la recta pero la pelota se abre en una forma horizontal con un movimiento hacia abajo cuando va llegando al bateador.

Con este tipo de lanzamiento se busca un efecto rompiente, donde el bateador adelanta su cuerpo pensando que es una recta.

Los expertos en béisbol, refieren que los slider son una combinación de curva y bola rápida, que se usa para incomodar a los bateadores ya que en inicio del recorrido de la pelota hacia el home se aprecia gran velocidad, pero cuando se acerca busca direccionarse hacia afuera y hace que pierda su balance en el plato de bateo.

Bola de nudillo: Señalado como otro lanzamiento de efecto rompiente. La pelota no lleva ninguna rotación en su viaje desde la lomita a la caja de bateo, ni velocidad, pero su movimiento es poco predecible y no siempre cae en el mismo lugar.

Crea inestabilidad en el bateador porque cree es más fácil de batear y finalmente este lanzamiento puede producir sorpresas en el juego.

Los movimientos del pitcher al ejecutar la bola de nudillos, o knuckleball son menos notorios en comparación con la recta o la curva que requieren un mayor impulso corporal hacia el home.

Forkball o bola tenedor: En este lanzamiento la pelota viaja alta y de momento cae repentinamente al acercarse al bateador.

El forkball tiene un efecto parecido a la bola de nudillos porque se mueve erráticamente, pero va a una mayor velocidad. Es otro pitcheo que se utiliza para sacar fuera de balance al bateador.

En este lanzamiento, la bola serpenteará a medida que se dirige hacia el bateador y para realizarlo se incrustan las uñas en medio de las costuras de la pelota.

Se trata de un lanzamiento que rompe cerca del plato a gran velocidad y algunos pitcher pueden realizar un forkball con 90 millas por hora.

VTV