El gobernador del estado Aragua en compañía de un equipo multidisciplinario realizó una evaluación de la situación en la zona del derrumbe | FOTO JOSÉ MANUEL PEÑALVER

CIUDAD MCY.- A propósito del despliegue que adelanta el Gobierno regional para atender a las comunidades afectadas por las lluvias, la máxima autoridad del estado, Rodolfo Marco Torres, acudió al municipio Costa de Oro a fin de evaluar las labores realizadas para despejar la carretera que comunica a las poblaciones de Ocumare de la Costa y Cata, donde ocurrió un derrumbe la semana anterior como consecuencia de las fuertes precipitaciones.

“Estamos haciendo una supervisión, hace diez días aproximadamente ocurrió un derrumbe en este sector, pero el equipo se desplegó de forma inmediata con la maquinaria necesaria para hacer el trabajo correspondiente y habilitar esta vía de suma importancia”, comentó.

En la jornada estuvieron presentes el alcalde del municipio Costa de Oro, Erling Pacheco, y el alcalde del municipio Mario Briceño Iragorry, Brullerby Suárez, junto a un equipo multidisciplinario del Gobierno Bolivariano de Aragua, conformado por autoridades de Protección Civil, Guardia Costera, Ministerio de Obras Públicas, ConstruAragua y Vías de Aragua, quienes se abocaron a realizar las labores de recolección de escombros, sedimentos y habilitación de una vía provisional para el tránsito de los habitantes.

“Le decimos a toda la comunidad del municipio Costa de Oro que el equipo de Protección Civil se encuentra desplegado dando todo el apoyo, no está limitado el acceso porque se abrió una vía alterna y los organismos de seguridad se encuentran chequeando los trabajos ante las fuertes precipitaciones que han dejado afectaciones sin daños materiales mayores”, detalló Marco Torres.

Por su parte, el general César González Yaguaro, director de Protección Civil Aragua, explicó que desde el primer momento que se presentó la incidencia el Gobierno aragüeño asistió de forma oportuna con una maquinaria tipo payloader, camiones de carga y una retroexcavadora, que permitieron abrir el paso y trasladar a los temporadistas que se encontraban disfrutando de las playas de la zona.

“De forma inmediata hicimos las evaluaciones respectivas del material rocoso, el cual era de gran magnitud y seguimos las recomendaciones de un geólogo experto en vialidad, quien nos recomendó mejorar la trocha, dejar este material como protección por futuros deslizamientos en la zona y garantizar la seguridad”, expresó el regente estadal.

WANDA CARRILLO DÍAZ